COLUMNA INVITADA: El ocaso del ciclismo y la votación arreglada

Alfredo Castillo, director de la Conade, advierte sobre el amaño que habrá en la asamblea de la Federación Mexicana de Ciclismo.

Ciclismo
Ciclismo (Imago7)

Ciudad de México

Para Raúl Alcalá y Miguel Arroyo

Hoy se celebran elecciones para Presidente de la Federación Mexicana de Ciclismo. ¿Quién es el posible vencedor? Exacto, el mismo que ganó hace ocho años, hace cuatro años y que hoy va a ganar. ¿Por qué va a ganar hoy?

TE RECOMENDAMOS: Alfredo Castillo desmiente respaldo a Hernández Chagoya.

Primero, porque sólo pueden votar las personas que él mismo ha seleccionado y que, en caso de no hacerlo, se atienen a las consecuencias; segundo, porque si algún osado quisiera hacer algo por el ciclismo, hay un candado que dice que se necesita ser miembro de una de estas asociaciones que conforman la federación; además, tener una antigüedad mínima de cinco años en el cargo; y tercero, porque ante estas circunstancias, solo hay un candidato: él.

¿Se imaginan que la NBA, la PGA, la ATP, la MLB o la NFL operaran así? Sin duda ellos entendieron que el deportista era lo más importante para que su modelo deportivo funcionara. Si el CEO o el Alto Comisionado no dan resultados se va, pero en este caso no es así. El deportista no es lo más importante, sino solo el pretexto o el objeto para seguir manteniendo el cargo y las dádivas o beneficios que esto conlleva.

Si México gana, qué bueno, pero si no es así, no pasa nada mientras puedas seguir cobrando por dar una sede o por autorizar un evento.

¿Cuidar al atleta? No hace falta, mientras a más eventos lo mandes más opciones tienes de obtener ingresos por muchas vías, aunque esto signifique que el atleta llegue "quemado" a la justa importante.

¿Y qué hacen si CONADE se niega a pagar sus caprichos? Muy fácil, los mandan a botear, como si en dos microbuses pudieran conseguir los cientos de miles de pesos que requiere una gira por otros continentes de varias semanas.

Por todo lo anterior, la premisa es clara: si hoy se consuma una elección amañada, antidemocrática y con tintes de caciquismo, CONADE marcará distancia con la federación "Edgariana" de ciclismo.

No se trata de imponer, ni de inmiscuirnos en temas de la vida interna de las federaciones; simplemente, si el estado mexicano es quien otorga los recursos públicos para que los atletas se formen, preparen y compitan, es nuestra obligación observar que se ejerzan de la manera correcta.

Creo que a todos nos gustaría ver una elección abierta en donde personas como Raúl Alcalá o Miguel Arroyo, por mencionar algunos, pudieran competir bajo igualdad de circunstancias, presentando un plan de trabajo a corto, mediano y largo plazo. Y que gané el que los ciclistas quieran, pero que voten los ciclistas, no 25 súbditos.