“Fue estresante”: Aída Román

La arquera reconoció que a la mitad del ciclo de Río 2016 sufrió una caída fuerte en su carrera deportiva, un golpe duro tras estar en la cima del mundo


Aída Román
Aída Román (Mexsport)

Ciudad de México

En el ciclo anterior, la arquera Aída Román vivió al principio una etapa de ensueño, pero después otra para el olvido. En 2012, la capitalina obtuvo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres, lo cual no fue obra de la casualidad y lo demostró en 2014.

En ese año, Román se convirtió en la mejor arquera del planeta, después de lograr el título en el Campeonato Mundial Bajo Techo que se celebró en Francia; además, en la final de la Copa del Mundo, realizada en Suiza, la mexicana se quedó con el oro en la modalidad individual y, de paso, junto a Luis Vélez, en la categoría mixta.

Ya en 2015 vino el descenso para la deportista, en ese año no cumplió con las expectativas en los Juegos Panamericanos de Toronto, tras perder con Karla Hinojosa la disputa por la medalla de bronce, mientras que el gran declive llegó en los Olímpicos de Río de Janeiro 2016, donde fue eliminada en primera ronda.

La capitalina argumenta que ese mal momento se debió a que las problemáticas de la Federación Mexicana de Tiro con Arco acapararon su atención en los entrenamientos y competencias, además del hecho que no pudo contar con un entrenador fijo durante la mitad del ciclo olímpico.

Ahora, Aída ha dejado atrás ese mal paso y ha comenzado desde cero su camino para pertenecer a la selección nacional, que estará este año en el Campeonato del Mundo, a realizarse en la Ciudad de México del 15 al 22 de septiembre.

¿Qué te dejó a nivel personal el ciclo olímpico anterior?

Muchas experiencias tanto buenas como malas, fue un ciclo muy estresante, en el que hubo muchos altibajos, de ser la mejor arquera del mundo en 2014, para después dejar de serlo, lo cual fue muy difícil para mí; sin embargo, traigo otros objetivos y metas, este ciclo olímpico es diferente, tengo claro lo que debo hacer y me siento con ganas de continuar entrenando.

¿Qué fue lo que te afectó para no estar al 100 por ciento?

Básicamente, las problemáticas que pasaron al interior de la Federación Mexicana de Tiro con Arco, donde me decían que debía hacer una campaña para cambiar el organismo y hacer una nueva asamblea, que se dieran cambios de presidente, y en eso nos estaban insistiendo mucho. Es decir, este tipo de cosas que una federación o una asociación debe hacer, y no tener siquiera un propio entrenador; nuestro trabajo es ir a entrenar y concentrarnos para sacar los mejores resultados de nuestro deporte; no obstante, nos decían que teníamos que hacer esto o aquello, por afuera de lo que me corresponde como deportista, aprendí que mi trabajo es dedicarme a hacer el deporte, entrenar y buscar esa parte en mi rendimiento.

¿Qué objetivos te has planteado?

Este año es estar dentro de la selección nacional, y luego clasificarme al Campeonato del Mundo, en ese evento ubicarme dentro de las 16 del mundo, estoy contenta y emocionada en hacer lo mío y ser de nueva cuenta, parte de la selección nacional para los eventos del ciclo olímpico. Con lo vivido en el ciclo anterior

¿Eres consciente que no debes aflojar el paso?

Es tiro con arco, nadie sabe lo que va a pasar y no podemos olvidarnos que las nuevas generaciones vienen empujando muy fuerte, para que no vuelva a pasar eso, debo dedicarme a mi aspecto como deportista y no tratar de solucionar problemas ajenos, que me competen, pero solo debo hacer mi trabajo. Sé que harán falta entrenadores; sin embargo, sé lo que tengo que hacer para prepararme, asesorarme de algunas personas, tanto como de algunos particulares y de mi cuerpo técnico, además debo mantenerme con la cabeza en alto para continuar con el mismo nivel competitivo o poderlo mejorar.