Adriana Loftus, una vida dedicada al deporte

La entrenadora mexicana de nado sincronizado, ganadora del Premio Nacional del Deporte ha logrado resultados históricos en esta disciplina, el último de ellos fue calificar a la final de parejas en los Juegos Olímpicos de Río 2016  

Ciudad de México

El 16 de agosto del 2016 Nuria Diosdado y Karem Achach nos pusieron a soñar luego de calificar a la  final de nado sincronizado en los Juegos Olímpicos de Río, algo que no se lograba hace 16 años. Pese a quedar en el onceavo puesto, rompieron con esa mala racha.

Adriana Loftus es su entrenadora, ha dedicado la mayor parte de su vida a este deporte y fue la encargada de realizar todo ese trabajo previo a las Olimpiadas.

Loftus creció en un entorno donde el deporte era primordial, donde los cinco hermanos fueron deportistas reconocidos, a los siete años empezó a practicar gimnasia, tenía mucha elasticidad pero asegura que era muy miedosa. Su entrenador de aquel entonces sufrió una fractura en los tobillos por lo que su papá insistió en cambiarla de deporte.

“Cuando iba a cumplir 12 años se abrió la alberca olímpica, yo me fui a nado sincronizado por tres meses y me quedó para toda la vida”.

Asegura que la flexibilidad que había desarrollado en la gimnasia le era más fácil hacer los ejercicios dentro del agua e incluso ella estaba al nivel de niñas que tenían varios años practicándolo.

Guillermina Oteiza a quien recuerda con mucho cariño fue su entrenadora, vio algo en ella y le dijo: “tú ya no te regresas a gimnasia” y asegura que nunca pensó vivir del nado sincronizado.

Fue solista de México, en su primera competencia internacional en Canadá, ganó el quinto lugar de 40 competidoras, recuerda que ese día estaba emocionada, nerviosa, a partir de ahí ella sabía que quería dedicarse a esto por el resto de su vida.

Retiro prematuro

A los 21 años Adriana tuvo que decirle adiós al nado sincronizado, estudió la carrera de Relaciones Industriales  por que se papá aseguró que “en México no se puede vivir del deporte”.

Comienzos como entrenadora

Mientras estudiaba le empezó a ayudar a Oteiza y ahí fue cuando descubrió su vocación de enseñar a las futuras generaciones.

Tuvo a su cargo equipos infantiles, juveniles que siempre se caracterizaron por tener creatividad en sus rutinas y así es como se ha destacado siempre su trabajo.

Fue escalando peldaños y llegó a tener a su cargo la selección nacional femenil, en ese momento ella pensó que sería postulada para hacerse cargo de la selección mayos pero no fue así.

Estancia en Brasil

El primero de enero de 1982, decide ir a entrenar a la selección de Brasil, firmó contrato por cuatro meses y se quedó dos años, logró el campeonato Sudamericano luego de vencer a Colombia, algo que nunca se había logrado “yo no tenía nada que perder y mucho que ganar, gané mucho”.

Regreso a México

La entrenadora regresó a nuestro país en 1984 para titularse y en 1985 le ofrecen ser entrenadora de la selección mexicana, asiste a sus primeros Juegos Olímpicos de Seúl 1988 donde logró calificar en solo y dueto.

Sus rutinas

El proceso para hacer una rutina es muy complejo, pues debe de seleccionar un tema y sobre eso empieza el trabajo dentro y fue del agua.

“Alguna veces escucho una canción y digo me dan la impresión de que queda perfecta para una rutina”.

“Voy a mi casa escucho una canción, la oigo, voy en mi carro y la escucho, cierro los ojos y empiezo a imaginar cómo quiero la rutina, es el mismo proceso de un artista  cuando quiere crear una obra, yo siento que es muy parecido aquí me imagino lo que quiero ver, tengo una idea se las digo a las niñas y empezamos a trabajarla “

Creatividad en los Trajes

La entrenadora se caracteriza por su creatividad que junto con sus atletas se encargan de diseñar su propio vestuario de acorde al tema de la rutina.

La edad perfecta

Loftus considera que una nadadora está en plena madurez física y atlética a los 25 años y destacó a sus chicas tal es el caso de Nuria Diosdado: “Acaba de cumplir 27 años es una atleta muy madura tanto dentro del agua como fuera, la ha permitido escalar peldaños internacionales espero que siga con notros dos o tres años más, tiene buen oído musical y mucha gracia al Igual que Karem Achach y a Joana Jiménez le veo mucho futuro”.

Los lugares están dados

El nado sincronizado es un deporte de apreciación y dijo: “Una disciplina que es 200% subjetiva, estás a expensas a que si le gustó o no al juez, no es un deporte medible, es el único pero que yo le veo, no es que si corriste más rápido ganaste, si anotaste más canastas ganaste, es subjetivo”.

Asimismo asegura que los jueces ya tienen un rankeo “mental” previo a la competencia: “jueces internacionales de más experiencia ya saben que Rusia es uno, China es dos, Japón es tres, Ucrania es cuatro. Cuando se sientan a calificar les es muy difícil ver los errores.

“Todas las entrenadoras queremos llegar a los 10 primeros, sabemos que de ahí te puedes mover un lugar menos, un lugar más pero eso ya están en la  mente de los jueces, tienes que hacer mucha labor y llegar con muy buenas rutinas”.

Tras una pausa, ahora lleva 10 años al mando de la selección mayor y ha logrado escalar lugares pues ella la tomó en el lugar 16 y ahora están en el 10”.

Carácter como entrenadora

Del mismo modo, dice que es muy intensa como entrenadora: “Para mi va muy relacionado con la pasión, me gusta hacer bien las cosas y así quiero que lo hagan mis atletas”.

Aún como entrenadora siente esos nervios que sintió cuando ella competía “Representar a mi país es un gran compromiso, soy apasionada, disfruto lo que hago”

La CONADE

En las palabras de Lofus la CONADE ha sido parte fundamental para lograr lugares históricos, siempre han tenido el apoyo, recuerda que en el 2016 hubo mucho presupuesto para Río y se obtuvo un gran resultado.

Para finalizar manifestó: “El Gobierno no debe de perder de vista que el deporte te da niños con muchísimas virtudes y tienen que seguir apostando  por esta actividad”.

Ella es Adriana Luftus, ha dedicado décadas de su vida al nado sincronizado, y ahora ganadora del Premio Nacional del Deporte 2017, superó a ocho entrenadores de México.