Pranayama, la ciencia de la respiración para elevar la conciencia

La respiraciónes uno de los elementos centrales de prácticamente todas las disciplinas que unen el cuerpo y la mente, y para el yoga el control de la respiración o Pranayama es una ciencia que guarda “todos los secretos del Universo”

La respiración es uno de los principales elementos del yoga
La respiración es uno de los principales elementos del yoga (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

Existen dos técnicas principales en la tradición yóguica para manipular la respiración y conseguir estados de conciencia más elevados: Kapalabhati y Nadi Sodhana.

Se dice que cuando el yogui controla el prana o energía sutil cósmica en su ser, “trasciende el tiempo, el espacio y la materia”.

RESPIRACIÓN DE FUEGO

Kapalabhati es básicamente un ejercicio de purificación, clarifica la mente y favorece la concentración y la calma interior. Kapala significa, frente, cráneo y bhati luz, brillante. Kapalabhati limpia las vías respiratorias de mucosidades e impurezas y estimula el metabolismo elevando el calor y la energía corporal.

Esta técnica respiratoria funciona al revés que los demás pranayamas en los que la inhalación es activa y la exhalación pasiva. Aquí, el énfasis está en la exhalación que debe ser vigorosa y dinámica, emulando el fuelle de un herrero.

De esta manera, se hace una inhalación profunda con el abdomen relajado y una exhalación en la que los músculos abdominales se contraen activa y rápidamente empujando el diafragma hacia los pulmones como si se intentara provocar tos.

Con esto los pulmones consiguen expulsar más aire enrarecido y dióxido de carbono. Además, los constantes movimientos de ascenso y descenso del diafragma actúan de forma estimulante para el estómago, hígado y páncreas.

RESPIRACIÓN ALTERNADA

De acuerdo con el texto clásico hinduista Hatha Yoga Pradipika, “el yogui que se perfeccione con la práctica de yama (restricción) y practique la respiración alternada purificará todos sus nãdis en tres meses”.

Bajo el nombre de Anuloma Viloma o Nadi Sodhana, este ejercicio respiratorio purifica los meridianos o canales energéticos sutiles y equilibra el hemisferio derecho e izquierdo del cerebro que corresponden también a las dos fuerzas opuestas, femenina y masculina, en la anatomía espiritual.

En otras palabras, su objetivo es purificar los canales de energía sutil equilibrando la circulación de prana y apana en el cuerpo. Una vez equilibrada, la energía sutil penetra en sus humnã, es decir el canal central de corre a lo largo de la columna vertebral.

Mientras que el Prana es el aire que toma la energía desde fuera del sistema a través de los pulmones, Apana cumple la función opuesta. Apana proviene del sánscrito y significa literalmente, a la baja. Es el aire (o Vayu) responsable de la eliminación de la energía del cuerpo. Se encarga de la micción, de la defecación y de la eyaculación. Reside en el intestino inferior. Según la ciencia médica india, Apana es el gran limpiador del sistema.

Conocida también como respiración alterna, dado que se respira por una fosa nasal y luego por la otra, Nadi Sodhana hace que la energía fluya a través los canales Ida (izquierda) y Pingala (derecha) ubicados a cada lado de la columna vertebral y conectados por las fosas nasales. Ida es de carácter femenino, frío, receptivo, creativo e intuitivo. Pingala regula la energía masculina, caliente, intelectual y activa.