Isinbáyeva ve difícil competir en los Juegos de Río bajo bandera olímpica

La rusa tachó de "injusta en relación con los deportistas honestos" la decisión de la IAAF de suspender provisionalmente a la Federación Rusa de Atletismo 

 Yelena Isinbayeva
Yelena Isinbayeva (Reuters )

MOSCÚ, Rusia

La rusa Yelena Isinbáyeva expresó hoy dudas sobre si será posible competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro bajo bandera olímpica después de la suspensión temporal de los atletas rusos por dopaje.

"No estoy segura de que sea posible competir bajo la bandera olímpica. Sobre esto se está hablando ahora entre los círculos deportivos, pero nadie sabe nada en concreto", afirmó Isinbáyeva en una rueda de prensa.

El ministro ruso de Deportes, Vitali Mutkó, dijo que propondrá a la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y al Comité Olímpico Internacional (COI) que los atletas rusos "limpios" compitan bajo la bandera del Comité Olímpico Ruso durante los próximos tres meses.

Mientras, el técnico de la zarina de la pértiga, Yevgueni Trofímov, quien ha llamado a la IAAF a hacer una excepción con los atletas que no han dado positivo, incluida su pupila, no descartó que ésta pueda competir bajo bandera olímpica en Río.

"Yelena está limpia y es sometida a continuos exámenes y pruebas antidopaje", dijo recientemente a Efe.

El presidente del COI, Thomas Bach, no quiso especular. "Si los atletas (rusos) no pueden participar en ninguna clasificación, entonces la situación es clara: si no te clasificas, no puedes participar en los Juegos", dijo.

Isinbáyeva tachó de "injusta en relación con los deportistas honestos" la decisión de la IAAF de suspender provisionalmente a la Federación Rusa de Atletismo (FRA) después de que se destapara una trama de dopaje promovida por el Estado ruso.

"¿Por qué los que son como yo debemos sufrir por los errores de deportistas irresponsables que optaron por consumir sustancias prohibidas? Me gustaría dirigirme a la IAAF para que investigue de manera más objetiva cada caso por separado", dijo.

Advirtió de que acudirá a los tribunales si de repente alguien le "acusa directamente" de dopaje y se mostró dispuesta a hacerse un examen antidopaje "en directo".

"Yo misma daré cualquier análisis para demostrar que nunca he consumido nada parecido. No sólo eso, sino que le sacaré tanto dinero a los culpables que trabajarán para mí toda la vida", dijo.

A su vez, no descartó que en un futuro encabece la FRA, aunque sólo tras los Juegos Olímpicos, tras lo que pondrá fin a su carrera deportiva.

"Si recibo la correspondiente propuesta, la podré estudiar y analizar si puedo dar la talla, ya que a ese puesto aspiran muchas personas dignas que podrían arreglárselas", señaló.

En estos momentos, los atletas rusos tienen muy difícil participar en los Mundiales de atletismo en pista cubierta que se celebrarán en marzo en Portland (EEUU), competición que sirve para muchos de preparación para los Juegos.

Además, Rusia no podrá acoger ni la Copa del Mundo de marcha, prevista en Cheboksary, ni los Mundiales Júnior, asignados en su día a Kazán.

La comisión independiente de la AMA acusa a Rusia de una trama que incluiría el encubrimiento de positivos, la extorsión de los atletas, el pago de sobornos y la destrucción de pruebas sobre el consumo de sustancias prohibidas con la connivencia del Estado.