Yarely Salazar, oro en ciclismo de pista Veracruz 2014

La mexicana se quedó con el primer lugar de los 25 kilómetros en el Velódromo del Puerto mexicano 

Yarely Salazar, oro en el Velódromo JCC Veracruz
Yarely Salazar, oro en el Velódromo JCC Veracruz (Conade)

Veracruz

Yarely Salazar hizo historia para el ciclismo de México al obtener la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, en una justa de alto poder, donde tuvo como rivales a las experimentadas Yudelmis Domínguez, de Cuba, y Lilibeth Chacón, de Venezuela.

Al final de los 25 kilómetros, la mexicana sumó 47 unidades para la medalla de oro y la cubana Domínguez hizo 39 para la plata y el bronce quedó en manos de la venezolana Chacón, con 33.

Una carrera que hizo vibrar el domo de esta ciudad, que vio como la mexicana comenzó a remar contra corriente ante una prueba extenuante. Los cerca de mil espectadores comenzaron a vivir lo que para la sinaloense era iniciar el sueño.

Sus primeros 25 giros al ovalo de 250 metros del velódromo centroamericano fueron el comienzo de lo que más tarde sería un sueño hecho realidad.

Cada una de las vueltas las trabajó con prestancia y con estrategia, que se vio complementada con su compañera Mayra del Rocío Rocha, quien estuvo al quite de las rivales.

A sus 17 años de edad, Salazar comenzó a codearse con las grandes, no se intimidó y se vio reflejado en cada uno de los sprints que ganó. Sin sumar unidades en los dos primeros embalajes, la mexicana entró en tercero en los sprints tres y cuatro, siempre se quedó en el pelotón a la espera de salir, de ir en busca de la fuga que iniciaran las de experiencia.

La juvenil mexicana vio como Yudelmis Domínguez trataba de sacarla de ritmo, más esto propició que la mexicana se armara de valor y en la recta final de la carrera se hiciera presente en la pizarra para el primer sitio.

Pero quien marcó el ritmo de la justa fue la venezolana Lilibeth Chacón, quien en tres embalajes estuvo de primera y eso propició que tanto la cubana como la mexicana comenzaran a llevar la carrera en busca de sumar unidades.

Salazar, quien es monarca panamericana y medallista de Copa del Mundo, siguió con el mismo valor ante la rendición que le hizo el velódromo y en cada giro se estremeció a su paso y la vitoreó hasta el cansancio.

En Mayagüez 2010, no se obtuvo medalla de oro en el ciclismo de pista, fueron tres de plata y 11 de bronce, por lo que Yerely Salzar hizo historia en su país y en el velódromo veracruzano.