Yanic Gentry, metas reales

El velerista ha trabajado para ubicarse entre los primeros 20 lugares en Río 2016, ya sabe el alto nivel competitivo que habrá en su debut olímpico lo tiene lejos de la cima

Yanic Gentry
Yanic Gentry (Tomada de Facebook del Comité Olímpico Mexicano )

CIUDAD DE MÉXICO

La vela mexicana ha tenido como mejor resultado en unos Juegos Olímpicos el octavo lugar que alcanzó Tania Elías Calles, en la modalidad Láser radial, en Londres 2012; ahora, para Río de Janeiro 2016 habrá tres veleristas que tratarán de dejar una huella nueva en la magna veraniega.

Uno de ellos es Yanic Gentry, quien a inales de enero obtuvo la plaza olímpica en la Copa del Mundo de Miami, y ahora que ya cuenta con ese derecho de competir en Brasil, en la modalidad Láser, el jalisciense se ha puesto como meta quedar dentro de los primeros 20 lugares, en lo que representaría su primera magna justa.

El atleta de 24 años de edad entrena en Puerto Vallarta, Jalisco, y las competencias de fogueo que contempla, rumbo a los Olímpicos, son las Copas del Mundo en Francia e Inglaterra, además del Campeonato Mundial que se realizará en Puerto Vallarta y donde buscará codearse con los veleristas que estarán en Río de Janeiro 2016.

¿Cómo se vive el lograr la calificación a tus primeros Juegos Olímpicos?

Es un sentimiento muy profundo, muy personal, ya que es un sueño que he estado buscando desde muy joven, desde que conozco los Juegos Olímpicos en pantalla, es algo con lo que he soñado y luchado, es una alegría enorme. Por otro lado, voy a tener una nueva responsabilidad para obtener el mejor resultado y para eso me quedan seis meses de preparación, a los cuales le voy a sacar todo el provecho. Son mis primeros Juegos Olímpicos y ahí participa mucha gente experimentada, que ya ha competido en esta justa anteriormente pero eso no quita que mi preparación ha sido en estos últimos años de lo mejor para dar lo mejor de mí y poner en alto el nombre de México.

¿Cuál sería un buen resultado para ti en Río de Janeiro?

El año pasado me propuse tres metas, la primera era clasificar a los Juegos Panamericanos, lo cual lo cumplí; la segunda era avanzar a los Olímpicos y ya la he cumplido, y la tercera es quedar dentro de los 20 primeros sitios en Brasil, pero creo que puedo ir por más porque he comparado el nivel que tengo en mi preparación y siento que puedo llevar a cabo un resultado mejor y voy a luchar por eso. Un buen resultado, hablando técnicamente en vela, sería entrar dentro de los primeros 10 sitios y eso signiicaría pasar a la final.

¿Podrían ser unos Olímpicos de preparación rumbo a un podio en 2020?

A Londres 2012 intenté clasiicar, pero todavía no contaba con el equipo que tengo ahorita y creo que también fue por cuestiones de conianza, me faltaba un poco de experiencia. Pero ahora que veo hacia atrás me doy cuenta de que esa clasiicación era completamente factible y así estaría yendo ahora a mis segundos Olímpicos, lo cual hubiera sido con mayor experiencia para así pelear por un mejor resultado. Pero no me arrepiento tanto, ya que para estos Juegos voy a ir mejor preparado con estos seis meses de entrenamiento intensivo y esto me abre camino para seguir luchando con miras a la edición de Tokio 2020, para ahí pelear por un podio y traerle una medalla olímpica a México.

¿Cuánto tiempo tienes practicando la vela?

Tengo 12 años practicándola. En 2010, al tener 19 años, fue cuando entré al equipo nacional, con el que participé en mis primeros Juegos Centroamericanos en Puerto Rico y ahí logré el quinto sitio, ya que el último día de competencia perdí la posibilidad de colgarme el bronce y de ahí ha sido el impulso para seguir adelante y tratar de dar un buen papel en cada una de las competencias. En el Campeonato Mundial, ¿qué expectativas tienes? Tengo grandes esperanzas de tener el mejor resultado que ningún mexicano haya tenido, metiéndome a la lota de oro donde estará la gente de punta y que competirá en los Olímpicos, más que nada porque será en mi cancha, donde yo entreno. Me siento coniado a dar un buen resultado y eso me anima mucho.