Macías cierra con broche de oro

Gran actuación la de Pablo Hermoso de Mendoza, en sus toros demostró ser un maestro de los caballos

Vigésima primer corrida en la Plaza de Toros México
Vigésima primer corrida en la Plaza de Toros México (Daniela Magdaleno)

CIUDAD DE MÉXICO

La última corrida llegó ayer, el último domingo de la temporada en donde vimos a las figuras desfilar por el ruedo. Un entradón que provocó el anuncio de la máxima figura del rejoneo mundial, Don Pablo Hermoso de Mendoza. Se lidiaron dos toros de Julio Delgado para rejones y seis de Lebrija. El segundo de Spínola se partió un pitón y en cambio, salió un excelente reserva de Javier Garfias.

Qué gran actuación la de Pablo Hermoso, en sus toros demostró ser un maestro de los caballos. Qué bonito cuando pegado a tablas lleva al toro pegado a la grupa y toreando esa suerte que llamamos la “hermocina”. Hizo piruetas emocionantísimas con los caballos, puso banderillas cortas a dos manos. ¡Qué espectáculo! La verdad es que la actuación fue hermosa, cortó una oreja de su primero y se le escaparon las dos de su segundo, pero eso no le impidió dejar un sabor de boca de figura del toreo, y de las grandes.

Fermín Spínola cortó una oreja por una grandiosa estocada y por ejecutar perfecto la suerte de matar. Se cortan orejas y así lo entendió el público. Spínola sabe torear, tiene tipo de torero y muchas cualidades, pero no transmite a los tendidos. Su segundo, de Javier Garfias, fue extraordinario. Lástima que Fermín lo dejó ir entero y sin darse cuenta, qué pena por él.

Arturo Macías tiene un contacto con el público y ayer estuvo enorme. Realizó un faenón a un toro colorado. Realizó una faena preciosa, toreó a cámara lenta por ambas manos. El Cejas es otro torero, maduro, con sitio y personalidad. Hizo un quite por gaoneras impactante, el animal le pegó dos volteretas y se levantó sin mirarse la ropa para arrimarse todavía más. Venía por todas, ha hecho una gran temporada que lo coloca en un sitio importante en el toreo de México. En su segundo puso todo y buscó el triunfo con un toro feo de hechuras y malo. Si no cortó orejas fue por la espada, pero se va dejando una gran huella.

Fermín Rivera no puede venir para simplemente cumplir y esperar que salga el toro y lo haga todo. Que vea como estuvieron sus compañeros esta temporada, cómo se arrimaron y que piense como él no hizo nada. Fermín no eres figura, el tiempo pasa y la competencia te ha rebasado.

Incidentes: Felicidades a los empresarios Miguel Alemán y al Dr. Rafael Herrerías por su temporada. Hasta la próxima temporada, que esperemos esté llena de triunfos y emociones.