Otra vez exceso de premios

Cinco orejas que debieron ser sólo una. Las demás exageradas y regaladas por un individuo que tiene el cargo de juez y es una  mampara.

Víctor de la Mora, torero
Víctor de la Mora, torero (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

La México toca el abismo. Se regalan orejas a quien las pida. Buena actuación de Angelino (dos orejas) y Víctor de Mora (una oreja). El Chihuahua entrante al relajo y acepta dos orejas regaladas.

Con una tarde ventosa y ante una plaza prácticamente vacía se dio el 11° festejo de la Temporada grande 2014-2015 donde inicialmente saludó en el tercio el equipo médico del Dr. Vázquez Bayod por la extraordinaria labor que tuvo ante tantos heridos la tarde del domingo pasado. 

Juego del ganado. 1°de Rancho Seco criado por el tlaxcalteca Don Checo Hernández del encaste Murube obediente, sin remate  y el cual se lastimó a mitad de la lidia. Seis más guanajuatensesde lidia ordinaria de Vistahermosa criados por Don Jorge Barbachano. 1° dócil bien entendido, 2° con casta 3° complicado y deslucido 4° se acabó pronto 5° se quedaba corto 6° noble

Abrió plaza el caballero Horacio  Casas  se vio muy animado y con buena monta aunque muy desacertado en banderillas. En el uso de  las espadas se puso color de hormiga. El toro tlaxcalteca de Rancho Seco merecía más. Se retiró entre protestas.

El primer espada de lidia ordinaria, José Luis Angelino se le vio muy voluntarioso en capa, apenas pico a su toro e invitó a banderillar a Gustavo Campos y  Cristhian Sánchez . De muleta el toro se vino abajo y Angelino trató de crecerse al ver que se quedaba su toro. Se tiró a matar logrando  tres cuartos de acero en buen sitio y cortó un par de orejas, una excesiva oreja concedida por esta pesadilla de Juez que tuvo a bien asignarnos el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera representado por Jesús Morales, que no ha hecho más que desprestigiar lo que queda de esta plaza.

El hidrocálido Víctor Mora logró pegar valerosos muletazos a pesar de que el toro nunca bajó la cara. Mostró con algunas inconsistencias y se retiró con alguna petición. El Juez inexplicablemente, le regaló otra oreja en esta fallida temporada.

Desafortunada tarde tuvo el michoacano Pepe López quien dejó pegar salvajemente por su picador a su toro en turno. De muleta no le vimos ningún adelanto y eso que fue aconsejado por el gran maestro de toreros, Carlos Neila Riaza.  Lo vimos sin sitio ni rumbo. Pésimo con los aceros. Se retiró en silencio.

A partir de este momento la corrida se desarrolló a media luz, pues se apagó la mitad del alumbrado.

Tocó el turno a Antonio García “El Chihuahua”, banderilleó de manera poca ortodoxa y muy personal  algunos asistentes  lo llegaron a aclamar.  De muleta las cosas se le vinieron abajo, toreó con mucha desarmonía y  muy poca estructura. Voluntarioso pero sin rumbo y con exceso de giros. Mató de un sablazo y el despistado Juez le regalo dos orejas.  Una pena.

El queretano Luis Manuel López El Canelo sudó tinta ante un toro que se le quedaba corto y pasó más que fatigas. Voluntad se le vio pero efectividad ninguna, Se retiró en silencio.

El capitalino Salvador López nunca entendió como cruzarse  y fuera de  sitio para  que el noble en turno le embistiera. Mucha inseguridad de pies y muy poco corazón de Chava. Mató de una entera tendida y nada tendrá que llevar a casa Salvador.

Cada día la exigencia de la plaza se deteriora sin importar lo que se pierde.

La próxima semana más de lo mismo: Alfredo Ruiz “El Conde”, Pedro Gutiérrez “El Capea” y Jorge Sotelo con toros de la Estancia