Vergonzoso espectáculo de Chivas

Chivas volvió a perder, fue un partido donde les dieron de nuevo la vuelta.
Pachuca le dio la vuelta al marcador final en su encuentro con Chivas.
Pachuca le dio la vuelta al marcador final en su encuentro con Chivas. (Mexsport )

Guadalajara

Ortega perdió el juicio. Ortega no pudo más. Jugada de rutina por alto con ventajas para Kristian Álvarez, pero el defensa de Chivas no supo contener a Jurgen Damm y el delantero empató el juego y Ortega se volvía loco.

Aventó el agua y se fue contra la tabla de sus apuntes y la reventó contra el suelo. Era el minuto 42 y el entrenador mandó el cambio, no soportó más el peor partido en la carrera de su defensa central. Ortega es el menos culpable, pero es el que da la cara. Ortega se hunde, el equipo que le entregaron, ya estaba hundido. El Rebaño no se mueve, pero respira. Aún no muere. Aún no lo han matado.

Chivas 1, Pachuca 3.

Los primeros minutos del partido fueron una calca de los últimos encuentros de Chivas. Antes del minuto 18 el Pachuca ya había tenido tres claras para abrir el marcador. Pero la zaga del Rebaño no se recuperaba.

Pero una genialidad de parte de los delanteros rojiblancos le dieron una estabilidad a la zaga local.

Márquez Lugo tiró una pared con el Güero Fierro y el sinaloense se la regresó de taquito al atacante quien entró al área y de pierna izquierda venció al Conejo Pérez. Los tapatíos se iban adelante tras una jugada de otro partido que les brindó el primer tanto del encuentro, pero las fallas defensivas seguían mostrándose.

Al minuto 25 le filtraron una pelota a Jurgen Damm entró solo y falló el mano a mano, pero el peligro se sentía en el arco rojiblanco.

La ventaja no le duró nada a Chivas. Llegó un balón por alto para Damm y Kristian Álvarez se equivocó en todo. No apretó, no cerró, no se barrió, no cometió falta y en el mano a mano el ex hombre de los Tecos puso el 1-1.

Juan Carlos Ortega hizo el coraje de su vida, aventó la tabla de la dirección técnica, y exigió el cambio, quería sacar de la cancha al Patrón Álvarez, pero antes de hacer el movimiento llegó el segundo de los Tuzos.

Tiro de esquina y Néstor Vidrio conjuntamente con Álvarez ven en primera fila como Othoniel Arce remataba a placer para vencer a Michel. La misma historia de siempre.

Para el segundo tiempo el Rebaño mandó dos cambios. Kristian Álvarez y Marco Fabián justificaron con creces su cambio y entraron el Chatón Enríquez y Carlos Cisneros.

La movida de las piezas por nada le daba resultados a Juan Carlos Ortega, pues Carlos Cisneros remató un centro de Miguel Ponce y el Conejo Pérez de un manotazo mandó a tiro de esquina.

Chivas intentó adelantar líneas, buscar a toda costa el empate. El Rebaño aprovechó que Pachuca les dejó el balón y los espacios, pero no llegaba el anhelado segundo gol.

Pero el empate jamás llegó. Al minuto 87 de fuera del área el campeón del mundo Marco Bueno venció a Michel para el tercer clavo en el ataúd. No hay amor propio, no hay nada. El Rebaño se cae a pedazos y nadie hace nada por impedirlo.