Valiosa oreja la de confirmación

Concedida a Fermín IV. Dos más encimistas para Perera en el 1er. sobrero de regalo, quien hizo el mejor quite de lo que va de esta triunfalista temporada 



5a de Temporada en la Monumental Plaza de toros México
5a de Temporada en la Monumental Plaza de toros México (Daniela Magdaleno)

Ciudad de México

5a de Temporada. Monumental Plaza de toros México. Hermosa, soleada y larguísima tarde. Confirmación de alternativa de Fermín Espinosa cedida de manos de Miguel Ángel Perera y de testigo "El Payo". Peculiar detalle tuvo Perera al invitar a la ceremonia a su homónimo padre quien hizo entrega de los trastos toricidas.

Toros de Bernaldo de Quirós criados por su propietario en Ocampo, Estado de Guanajuato. Dispareja, mansa y descasta. Pasada prácticamente sin picar. 1° retacado de kilos tan débil como noble. 2° impresentable, muy protestado, no valorado. 3° noble, muy bajito con mas remate 4o repetitivo pero cabeceaba 5° manso, medido de fuerza que metió los pitones en la arena 6° otro sin trapío que fue estrellado en el burladero y se despitonó 7° de Vistahermosa pequeño y débil 8o de Barralva (encaste San Mateo) débil y lastimado al clavar los pitones en la arena.

Abrió plaza el toricantano de Dinastía, Fermín Espinosa Armillita IV elegantemente vestido de blanco y oro, que tuvo una lucida confirmación con una faena llena de chispazos de arte y poderío. Mató de entera caída con mucha entrega suficiente para cortar una oreja. Con el que debía haber cerrado plaza, Fue despitonado por su peón al torearlo desde el callejón; Fermín trató de pegarle algunos muletazos sin sentido alguno. Mató como pudo y se retiró en silencio.

El extremeño Miguel Ángel Perera, elegantemente ataviado de tabaco y oro tuvo una tarde de altibajos. Con su primero, no fue en nada valorado debido a la poca presencia del torete en turno. Voluntad tuvo pero toro no hubo. Bueno, si lidió un novillo. Con su segundo también se mostró voluntarioso, pero el toro no lo dejó estar a gusto porque calamocheaba. Se vio entregado y con sitio al meterse entre los pitones. Mató de dos pinchazos y una entera caída. Saludó en el tercio. Con el 7o de regalo, Perera puso a la plaza de pie en un precioso quite por tafalleras rematado con una cordobina digna de una pintura de Ruano Llopis. Con la muleta, solo pudo torear a media altura pues si bajaba la mano, el toro rodaba como una pelota. Su toreo fue muy templado y terminó con poca fijeza de pies abrazando al toro en los lomos. No al fino y clásico estilo de Perera.

El queretano Octavio García "El Payo" vestido de lila y pasamanería en negro, con el 3°, de capote, dejó ver lo aseado y seguro que está frente a la cara del toro. Brindó la faena al boxeador Juan Manuel Márquez. De muleta, volvió a dar muestra del momento que vive con tandas por ambos lados. Mató de media contraria y también saludó en el tercio. En el quinto, que brindó a Luis Álvarez Bilbao, ganadero de Barralva; un toro descastado que se caía, Octavio García le puso mucha voluntad y fue cogido en un par de ocasiones. Se le vio en algún momento tremendista sin mucho sentido de sus sabias lidias. Pinchó y se retiró en silencio. Regaló uno de Barralva, visiblemente lastimado donde no tuvo mucha oportunidad de lucir. Alargo la faena en demasía y se retiró tras una media estocada en silencio.

El próximo domingo se anuncia la encerrona de Eulalio López "El Zotoluco". Veremos si aún este torero tiene tirón en la taquilla y si desarrolla variedad en sus faenas con astados de diferentes ganaderías.