UFC 167: Menos doping, más peleas deseó Hendricks

Johny quiere dejar atrás el tema de las pruebas de doping y subir al octágono ante Georges St. Pierre

Las Vegas

Johny Hendricks puede ser el rival más complicado que Georges St. Pierre haya tenido en su carrera, y el retador al cetro welter de la UFC está harto de hablar de una prueba de dopaje en lugar de la pelea.

"¿Tenemos grandes peleas el sábado y tenemos que hablar de doping? Esto es la UFC, siempre nos hacen pruebas, nunca me han sorprendido con nada y no acuso a GSP de nada, solo quiero dar la mejor pelea que la UFC ha visto y punto", aseguró Hendricks en la conferencia de prensa.

El originario de Oklahoma quiere terminar con la polémica desatada por St. Pierre, quien lo invitó a hacer pruebas en la asociación voluntaria para el antidopaje, la VADA, pero no pudieron llegar a un acuerdo cuando Hendricks sugirió ir con la agencia mundial, la WADA.

Las pruebas de dopaje de la función 167 serán sancionadas por la comisión atlética de Nevada, como marca la regulación, y el poseedor del título aceptó la incomodidad con la situación.

"Es una pena, esto ha resultado en algo que no quería y me siento decepcionado de cómo resultó, yo solo intento probar que se puede ser campeón sin usar ninguna sustancia".

Dentro de la función del 20 aniversario también se enfrentará Robbie Lawler y el cuarto rankeado del peso welter Rory Macdonald, quien entrena junto a Georges y se niega a enfrentarlo en el futuro.

En el mismo caso están Rashad Evans y Chael Sonnen; dentro de la pelea preestelar, dos contendientes con antecedentes de lucha colegial, que tienen una buena amistad, pero ahora tendrán que enfrentarse en el octágono.

Posterior a la conferencia de prensa, Dana White anunció que Jon Jones no peleará en febrero así que la función 170, a celebrarse en el Mandalay Bay, no cuenta todavía con una pelea estelar.