Plaza gana 16ta etapa del Tour de Francia

Corriendo a una velocidad impresionante en la bajada a Gap, el español Rubén Plaza ganó el lunes en solitario la traicionera 16ta etapa del Tour de Francia, en la que un escudero del líder Chris Froome se estrelló contra un poste y el eslovaco Peter Sagan llegó segundo por quinta vez.

El español Ruben Plaza celebrando su triunfo
El español Ruben Plaza celebrando su triunfo (Reuters)

Francia

El colombiano Jérlinson Pantano cruzó tercero. El británico Froome resistió los ataques y conservó la ventaja que lleva al tope de la clasificación general en la antesala del paseo por los Alpes.

Su compañero en el equipo Sky Grerait Thomas, que estaba sexto en la general, sufrió un horrible accidente al chocar con otro ciclista en una curva y estrellarse contra un poste de teléfonos. Rebotó y desapareció con su bicicleta entre unos árboles mientras varios espectadores trataban de salirse del camino.

Si bien logró montarse de nuevo en su bici y terminar el trayecto, el incidente mostró lo duro que es el final de la etapa, con una prolongada bajada llena de curvas que los ciclistas recorren a 70 kilómetros por hora (45 mph) o más.

El pedalista que se llevó por delante a Thomas en la curva, Warren Barguil, dijo que intentó frenar, pero que se le resbalaron los dedos y no pudo evitar el choque.

"Me asusté mucho. No lo hice a propósito", declaró.

Thomas declaró que resultó ileso.

"Me sacaron de la ruta", expresó. "Me golpee la cabeza en el poste".

Froome indicó que espera que Thomas sea de la partida cuando se reanude la carrera el miércoles.

"Está bien. Es un tipo duro", manifestó.

El martes es día de descanso y el miércoles se correrá el primero de cuatro tramos por los Alpes que decidirá el ganador de la prueba.

Froome estaba feliz de haber sobrevivido a la etapa sin ceder los más de tres minutos de ventaja que tiene sobre el resto. Pero encarará las etapas que quedan sin uno de sus compañeros, pues Peter Kennaugh se sintió enfermo y abandonó.

Plaza, de 35 años, formó parte de un grupo de dos docenas de ciclistas rezagados en la general que se fugaron, pero se alejó de sus compañeros de escapada en el último ascenso, al puerto de Manse, y luego resistió su embestida en el descenso de 12 kilómetros hacia Gap, al pie de los Alpes.

Sagan intentó neutralizarlo sin éxito y se llevó la mano al corazón cinco veces al cruzar la meta, aludiendo a sus cinco segundos puestos en este Tour. Dijo que se robó la idea de la película de Leonardo Di Caprio "El lobo de Wall Street".

Plaza llegó a sacarle un minuto de ventaja a Sagan, quien se jugó el todo por el todo en la bajada a Gap para tratar de acercársele y corrió enormes riesgos. La distancia se acortó y los colaboradores de Plaza mantuvieron informado al español, quien dijo que pudo "descender rápido, pero con cuidado".

"La bajada es muy, muy peligrosa", declaró.

Al cruzar la meta, Plaza se puso un dedo en la boca, dedicándole la victoria a y pequeño hijo.