Despiden a Manzanares

El matador recibió un homenaje en la plaza de Alicante y después fue trasladado a la concatedral de San Nicolás de Bari para el último adiós 


Manzanares en su última vuelta al ruedo
Manzanares en su última vuelta al ruedo (Foto Especial )

ALICANTE, España

El diestro José María Manzanares fue enterrado en el panteón familiar del cementerio municipal de Alicante, en un acto íntimo por deseo de la familia, tras un multitudinario funeral en la concatedral de esa ciudad española.

Los restos de Manzanares permanecieron en la Puerta Grande de la plaza alicantina hasta que a las 10:30 de la mañana su féretro fue portado por una decena de diestros en su última vuelta al ruedo como homenaje.

Llevaron en hombros al torero de toreros Juan José Padilla, Javier Conde, Pepín Liria, Salvador Vega, Enrique Ponce, El Juli, Pablo Hermoso de Mendoza, Espartaco y Manuel Abellán, entre los aplausos de los alrededor de mil 500 aficionados que estuvieron en los tendidos.

Después el ataúd fue levantado por la cuadrilla del matador, encabezando una numerosa comitiva con los cuatro hijos, Manuel, Ana María, Yeyes y José María.

El homenaje en la plaza de toros terminó con la salida del féretro por la Puerta Grande, y de allí los restos fueron trasladados hasta la concatedral de San Nicolás de Bari, donde cientos de personas lo despidieron.

Padilla destacó que la despedida fue "muy solemne y bonita" y se emocionó al recordar la última vuelta al ruedo del ex torero español, "a hombros de amigos, de toreros y con el pueblo volcado" hacia un "maestro que deja huella".