Oreja para el único Gallo

Israel Téllez, de muleta su toro le permitió muy poco y él no se confió y alargó en demasía su faena a pesar de herirse una mano con el estoque

Eduardo Gallo en la Décima Corrida
Eduardo Gallo en la Décima Corrida (Daniela Magdaleno)

CIUDAD DE MÉXICO

Inédita tarde para Israel Téllez y Angelino de Arriaga. Ganado de Rancho Seco que poco funcionó, solamente el lote que sorteó el salmantino Eduardo Gallo, quien cortó la oreja del tercero.

10ª Corrida de la Temporada Monumental México. Invernal tarde sin viento, público ni ambiente. La entrada más baja de esta temporada.

Ganado tlaxcalteca de Rancho Seco criado por la legendaria vacada de la Familia Hernández González, encabezada por el popular Don Checo.

Disparejo encierro dando el siguiente juego: 1° Complicado 2° con peligro y transmisión 3° fijo y noble 4° soso de escaso trapío 5°noble escaso de trapío 6° sin transmisión.

El melenudo Guanajuatense Israel Téllez, con su primero tuvo algunos detalles con las banderillas. De muleta su toro le permitió muy poco y él no se confió y alargó en demasía su faena. Se hirió una mano con el estoque. Mató de pinchazo y estocada caída. Con el cuarto, de poco trapío, una vez más, el banderillero Javier Escalante volvió a pasar fatigas, cayéndose en la cara del toro y posteriormente salvarse de milagro de un percance mayor. De muleta Tellez tampoco pudo llegar a los tendidos y le dio por pinchar repetidamente hasta pegar un bajonazo que fue repudiada por el escaso público. Israel se retiró cabizbajo.

El salmantino Eduardo Gallo se le vio con firmeza y comunicación a los tendidos en base a su aguante y sitio. Mató de entera efectiva y el Juez Jorge Ramos tardó en dar una oreja mucho más merecida de varias que ha regalado esta temporada. Allá él y festivalera conciencia. Con el quinto, inició con mucha voluntad de capa. Continuó mostrándose enterado, aprovechando la repetitividad del astado. Cerró con manoletinas antes de pegar un pinchazo. Después pegó unas bernadinas “untándose de toro”. Pinchó un par de veces hasta escuchar un aviso de la autoridad. Pegó una estocada entera caída y el toro dobló de inmediato. Dio una vuelta al ruedo protestada.

El también tlaxcalteca Angelino de Arriaga no ha podido dar la tarde que todos esperamos que pueda dar. Con su primero, se mostró con mucha voluntad en sus lances con el capote, asemejando a su paisano “Pana”. Tuvo el tino de brindar al destacado aficionado Luis Marco Sirvent, promotor incansable de la fiesta taurina y propietario de la “Plaza Cinco Villas”, ubicada en el Estado de México, mismo quien dio cinco novilladas este año que termina, sin cobrarle peso alguno a asistentes ni novilleros. Con la muleta, Angelino se mostró solvente pero desafortunadamente no acabó por acomodarse desde el inicio y alargó sin sentido su faena, por lo que fue recriminado por el público. Pinchó sin pasar al toro acertando al segundo viaje. Se retiro entre tibias palmas. Con el que cerró plaza, Angelino no tuvo ninguna opción de triunfo, pues su toro no caminó. Lo único que destacar fue el desafortunado percance que sufrió su banderillero Juan Ramón Saldaña, quien fue herido aparatosamente, al ser estrellado por el toro contra las tablas. Se luxó el hombro y fue herido el glúteo derecho.

Tarde con más bostezos que emociones, donde lo único rescatable fue la entrega del hispano Gallo. La semana que entra se anuncia un cartel equivalente con el que también veremos los tendidos poco poblados. Federico Pizarro, Pepe López y colombiano Ricardo Rivera para matar otro encierro tlaxcalteca de la Familia De Haro.