Un Gallo cantó en La México

Gallo cortó una oreja de su primer toro y de no llegar a pinchar su segundo, corta otra oreja

Eduardo Gallo, torero
Eduardo Gallo, torero (Daniela Magdaleno)

CIUDAD DE MÉXICO

Sin frío ni viento partieron plaza Israel Téllez, el español Eduardo Gallo y el tlaxcalteca Angelino Arriaga. Poco ambiente y una plaza casi vacía fueron los terrenos de la corrida de Rancho Seco, bastante desigual y con algunos toros que se dejaron.

Eduardo Gallo encantó al público, gustó muchísimo. Cortó una oreja de su primer toro y de no llegar a pinchar su segundo, corta otra. Estuvo muy bien con el capote y con la muleta, con un valor tremendo y con mucho oficio. Torea con calidad y hace el toreo bueno. Se arrimó con dos buenos toros de Rancho Seco, cayó de pie con el público. Esperamos verlo de nuevo en otra corrida con más ambiente.

Hay poco qué decir de Angelino de Arriaga. En su primero empezó bien y terminó sin plan. Quiso, pero no pudo. Debe de torear más natural y olvidar tantas posturas, tiene buenas maneras, pero dejó la actitud en casa. Se segundo toro fue imposible de lidiar. Su banderillero, Juan Ramón Saldaña, sufrió una voltereta impresionante; el toro lo reventó contra las tablas. Sufrió una cornada en el glúteo derecho y una luxación en el hombro derecho, que para el horrible momento que vivió, salió barato. Angelino de Arriaga pasó de noche.

Israel Téllez tuvo una actuación que puso muy en duda sus ganas de ser torero. A La México se viene preparado, no con esa desconfianza. Parece que los fantasmas de Sevilla lo persiguen o tal vez sea que torear en esos pueblos de Perú le quitaron el sitio. Algo le pasó ayer, era otro torero. Con esa greña no se puede torear, hay que parecer torero primero.

Incidencias: Téllez se cortó la mano y pasó a la enfermería con una herida de 3 cm. El próximo domingo confirma su alternativa el colombiano Ricardo Rivera junto con Federico Pizarro y Pepe López con toros De Haro en lo que será la última corrida del año 2013 en la Plaza México. Un saludo al que nunca falta en el callejón y hoy dejó un hueco, Gonzalo Martínez, que mañana será operado. ¡Mucha suerte amigo! Feliz Navidad a todos.