Cierre con emoción de Memo Silva

Tuvo que venir de atrás para ganar por segunda ocasión el Torneo Anual de Golf de Campestre Torreón. Gracias a su juego y a las fallas de los rivales logró darle la vuelta al torneo en la ronda final.

Guillermo Silva ganó por segunda ocasión el torneo anual de golf del Campestre de Torreón.
Guillermo Silva ganó por segunda ocasión el torneo anual de golf del Campestre de Torreón. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Guillermo Silva tuvo que venir de atrás para ganar por segunda ocasión el Torneo Anual de Golf de Campestre Torreón.

Gracias a su juego y a las fallas de los rivales, ambos del Campestre Torreón, fue que logró darle la vuelta al torneo en la ronda final, la cual transcurrió muy pareja, sin nada definido hasta el último hoyo.

Inició conservador, pero cuando vio la oportunidad atacó. Hace cuatro años ganó este torneo.

“Me siento muy feliz por regresar de nuevo a este torneo, que tenía muchos años sin jugar, me encuentro contento de volver a ganar, más por lo reñido que estuvo hasta el final, muy peleado hasta el último hoyo”, dijo el ganador.

"Desde el primer hoyo uno quiere meter todo el acelerador, pero en esta ocasión fui de atrás, escalando, se fueron dando los hoyos, puede remontar, aunque al final casi nos vamos al desempate", expuso.

Señaló que la clave estuvo en los primeros hoyos, ya que "iba perdiendo por tres y logré de inmediato emparejar el score con birdies, me mantuve a pesar de que tuve algunas fallas a mitad del campo, pero en el 16 tuve un buen birdie y lo que uno siempre quiere, cerrar con el putt ganador".

“Parecía que se empataba en el cierre, pero tuve la suerte de ganar, me encanta venir aquí y espero repetir el próximo año”, dijo.

Roberto Ruiz, por su parte, lamentó no haber podido conservar la ventaja con la que llegó al último día de competencia.

“En esta última ronda no estuve nada bien con el putt, ahí fue donde me caí, fallé algunos de un metro, quería pegarle más cerca de donde era y han sido errores no forzados. Donde me caí fue en el hoyo 6, fue un buen driver, un tiro del lado izquierdo, la jalé, luego me subí bien al green, pero tripotié”.

“A partir de ahí necesitaba meter muchos birdies y no cayó ninguno, anímicamente me caí al fi nal, no estaba concentrado, rápido, desesperado”, explicó.

En tanto, Saad Milán, jugador de Campestre Torreón que se quedó con el segundo lugar, sabe que dejó escapar en varias ocasiones el torneo.

“Tuve mi oportunidad, cerré boggie par, fallando un birdie en el 18, hice un boggie en el 17, pero Memo (Silva) jugó muy bien, no le quito el mérito, hice lo que se pudo y no me alcanzó”, apuntó.

“Esta última ronda me deja tranquilo, me voy contento con mi actuación, terminar una ronda bajo par siempre es bueno, terminar un torneo bajo par es mucho mejor así que no me quedo con un mal sabor de boca.

Fui constante, tuve oportunidades que dejé ir, pero así son las cosas, en el último hoyo subí la bola al green y tenía para empatar, necesitaba mantener la calma, hacer un buen tiro, pero sin arriesgar, ya que está el lago y la loma.

Así que me quise mantener del lado derecho de la bandera, resultó un buen tiro, pero falle el putt, leí mal la caída, colgó un poco más, a pesar de que le tiré firme, para tener oportunidad, pero no resultó”, añadió.