El toreo es cuestión de afición y vocación

Esta temporada será la gran oportunidad de mostrar a la gran camada de toreros jóvenes

Fermín Rivera
Fermín Rivera (Daniela Magdaleno )

Ciudad de México

A nueve años de su alternativa, Fermín Rivera se presenta este próximo domingo en la Monumental México. Se abre de capa para decirnos: la temporada antepasada en esta Plaza fue mi resurgimiento al cortarle un par de orejas a un toro de San Mateo, abriéndome un lugar para ser tomado en cuenta dentro del ambiente taurino, ya que no fui contemplado por mucho tiempo para presentarme en una Temporada Grande. Pesa mucho en provincia no poder refrendar los triunfos en la Plaza México. Si no estás vigente, no tienes cabida en la mayoría de los carteles. En los últimos tres o cuatro años poco a poco se me han abierto las puertas; gracias a todo esto he ido avanzando y reafirmado mi paso.

La temporada pasada no tuve mucha suerte en el ganado que me tocó lidiar y se frenó un poco el ritmo que llevaba. Este año en curso ha estado un poco en contracorriente, aunque sí he sido contemplado por las empresas. Estoy consciente de que esta temporada tiene que ser la que me afirme y me ponga en el lugar que quiero estar.

El toreo es cuestión de afición y vocación. Torear es una profesión de la que se piensa vivir y lo peor para un torero es no estar vigente. Se debe estar consciente de las cualidades que uno puede tener pero también se debe estarlo de las limitaciones. De ahí saber hasta dónde se puede luchar.

Yo siempre he estado muy mentalizado y con muchas ganas de incursionar en esta profesión. Dios me ha dado la paciencia para tener la mente muy clara y poco a poco ir metiéndome y formándome en la carrera que quiero seguir.

La gente podrá verme el próximo domingo más maduro y preparado. Me siento muy contento conmigo mismo y a la vez muy ilusionado. La corrida de Villa Carmela que se lidiará este domingo va bien con mi toreo y ya he tenido la oportunidad de triunfar en esta plaza con este ganado.

Estoy confiado de que esta temporada será la gran oportunidad de mostrar a la gran camada de toreros jóvenes que estamos intentando sobresalir.

Con un gesto de afirmación y solidez nos despedimos de Fermín Rivera, con la convicción de que él también quiere seguir el rumbo triunfalista de su afamado tío abuelo Fermín y su tío, el muy querido y añorado "Curro Rivera".