El mejor trabajo del mundo

Tony Hawk disfruta más que nadie de subir a una patineta y a pesar de 34 años como skater sigue buscando nuevos horizontes, pues sabe que siempre hay algo nuevo que aprender

Tony Hawk
Tony Hawk (Iván López )

Ciudad de México

"El que tu pasatiempo se convierta en tu forma de vida es algo como para considerarse suertudo. Y yo tengo la fortuna de ser de esa parte de privilegiados. Ni siquiera se siente como trabajo", admitió Tony Hawk, uno de los mejores exponentes y versátiles exponentes de la patineta en vert y vertical desde hace más de tres décadas.

La leyenda californiana de 48 años admitió – durante su visita a México para el Nixon Vertical Tour, su quinta parada en territorio tricolor – que el poder subir a su tabla y mostrar de lo que es capaz le produce una gran satisfacción, pues mientras inspiran a muchos jóvenes, él tiene la oportunidad de disfrutar de lo que más le gusta.

"Mi inspiración está en seguir desafiándome en cada salida. Salir y seguir aprendiendo nuevas técnicas y trucos. Permanecer, sabiendo que ya tengo más edad, mejorando mis habilidades siempre. La belleza del skatebording es que nunca terminas de aprender, no lo puedes tener todo. Yo me enfoco en aprender trucos técnicos, que cambiarán sutilmente mi estilo, eso me han llevado a que mi camino sea tan largo y me mantenga en esto a pesar de tanto tiempo", declaró a La afición el skate, quién además asegura se ha convertido en embajador del skatebording para las nuevas generaciones que lo ven como una inspiración para seguir adelante con su sueño.

El Halcón, quien es considerado una leyenda, aseguró que el ser el ejemplo para miles de fanáticos que lo siguen es algo que lo puede llegar a presionar y por eso prefiere mantenerlo de una manera simple, que le permita seguir haciendo lo que le gusta con comodidad y sin pensar tanto en cada paso que tendrá que dar.

"Pensarlo así, impone... por eso solo busco dar lo mejor de mi allá afuera, dar el mejor espectáculo, el show perfecto. Conmigo tengo buenos exponentes con distintos estilos que pueden dar un show muy completo y eso para mi es lo mejor. Me impulsan a mantener mi nivel en lo más alto", dijo Hawk, quien tuvo su primer acercamiento con una patineta a los 9 años y ya a los 16 ya considerado como uno de los mejores del mundo cuando estaba en el equipo Bones Brigade.

Respecto a su equipo - conformado por Simon Tabron, Coco Zurita, Lincoln Ueda, Lizzie Armanto, Evan Doherty, Elliot Sloan y Kevin Staaab - Hawk reconoció estar orgulloso del grupo de skates que lo conforman pues sabe que son profesionales que pondrán en alto su labor y que siempre saldrán a poner lo mejor en cada una de las presentaciones.

"A muchos los conozco desde hace años y sé de lo que son capaces. Estoy muy orgulloso de que estemos juntos", explicó.

El skater aseguro que el retiro aún lo ve lejano, pues la edad no es un impedimento, por lo que le resulta curioso saber que muchos lo ven en el retiro desde hace varios años.

"En el año 2000 dejo de competir y me dijeron que ese sería mi retiro y aún sigo aquí y pretendo seguirlo haciendo por mucho tiempo, pues no hay nada que me guste más que estar ahí afuera arriba de una patineta", finalizó.