El eterno Tony Hawk

Los fans del skateboarding regresaron a la Arena Ciudad de México para ver la exhibición del veterano en el Nixon Vertical Tour

Tony Hawk en el aire
Tony Hawk en el aire (Santiago Chaparro )

Ciudad de México

El Nixon Verical Tour regresó a la Arena Ciudad de México y los fans del skateboarding volvieron a entregarse al mejor de todos los tiempos.

Hawk fue el atractivo principal en el festival donde además de la exhibición en la rampa Vert, bandas como Los Viejos, Los Estrambóticos y Cartel de Santa tocaron ante miles de fans en el recinto de Azcapotzalco.

Aunque el formato fue diferente al del 2014, el resultado el mismo, los seguidores que ocuparon la zona de cancha le festejaron todos los trucos a Tony, hasta las caídas y los intentos en dobles, haciendo emocionar a los nostálgicos que lo vieron ganar las medallas de Vert en los X Games en esa modalidad junto a Andy Macdonald hace más de una década.

El icono del skateboarding volvió a contar con el respaldo de otros destacados en la rampa vertical, como el chileno Coco Zurita o el inglés Simon Tabron en el BMX el brasileño Lincoln Ueda y la estadunidense Lizzie Armanto, quien se mantiene como una de las más ovacionadas cada vez que salta a la rampa.

Durante el espectáculo también se reconoció a los niños integrantes del reality show previo al tour y a los veteranos del skateboarding mexicano, en un afán de reunir al pasado y futuro del deporte en México.

Están lejos los días en los que la popularidad de Hawk era una sorpresa, luego de una exitosa franquicia de videojuegos con su nombre, participaciones en películas y programas con éxito global como Los Simpsons, momentos históricos en los X Games y el sello de ser el primero en conseguir un 900º lo respaldan.

Cada vez que Tony hizo un giro mayor a los 360 grados el suspiro era generalizado y aunque el truco grande no llegó por parte del estadunidense, su séquito no dejó pasar la oportunidad de tomarse selfies y pedirle autógrafos al skater de 48 años.