Título mundial que lo llevó al PND

El taekwondoín mexicano, Uriel Adriano, cuenta con 17 años de carrera deportiva y fue hasta este 2013 cuando el jalisciense ha logrado el momento más importante dentro del mundo de las patadas

Uriel Adriano
Uriel Adriano (Mexsport)

Ciudad de México

Luego de haber logrado la medalla de oro en el Campeonato Mundial que se celebró este año en Puebla y tras ese resultado el Premio Nacional de Deportes 2013, Uriel vive el año más importante de su trayectoria deportiva.

"Fue un año estupendo y espero que no sea el único ya que seguiremos trabajando para que estos buenos momentos se repitan año con año y simplemente me tocó a mi ser el mejor deportista en general y es un orgullo haber puesto a México en lo más alto ya que fui el único medallista de oro", declaró Adriano.

Adriano se había puesto dentro de los reflectores después de haber conseguido la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, sin embargo, el deportista se desapareció después de que su categoría no fuera contemplada por la Federación Mexicana de Taekwondo para buscar un pase a los Olímpicos de Londres 2012.

Sin embargo, ahora las reglas cambiaron y los taekwondoínes clasificarán a las olimpiadas de Brasil 2016 por medio del ranking mundial y ahora el pase será para el propio deportista y no para el país.

Así, con ese título mundial Uriel alza la mano para llegar a los Juegos Olímpicos de Brasil 2016 y llevar a un peso pesado a ese certamen ya que desde Víctor Estrada en Atenas 2004 no ha habido otro deportista en esas categorías que clasifique a la magna justa.

Y para lograr ese sueño, Adriano sabe que falta mucho camino por recorrer, por lo que continúa con sus arduos entrenamientos en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano y con la estabilidad del peso ya que el título mundial lo consiguió en menos de 74 kilogramos y la categoría olímpica es en 80 kilos.

Ahora sólo le queda disfrutar el momento de recibir el galardón de manos del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, el próximo 1 de diciembre en Los Pinos.

"Es para mi un orgullo ser galardonado, ese es el mejor premio que se le puede dar a un deportista y no tengo las palabras exactas para describir ese merecimiento. Yo sigo entrenando, el Premio Nacional no cambiará en nada mi preparación, hay que tener los pies en la tierra y simplemente seguiré dando lo mejor de mí y trabajaré para traer más satisfacciones a México", señaló.

Este año se lograron 16 medallas mundiales y Uriel Adriano fue el único que obtuvo la medalla de oro y con ello rompió una racha de 34 años desde que Óscar Mendiola se subió en lo más alto del podio en el Mundial de 1979.