Tiger Woods está de regreso

Tiger Woods regresó el jueves a la Gira de la PGA por primera vez en más de tres meses y dijo que se sentía ‘fantástico’, se refería a su espalda, no a su juego


Tiger Woods, golfista
Tiger Woods, golfista (AP)

Maryland

En su primer día de su regreso más reciente por una lesión, eso es lo que le importaba.

Woods inició con dos bogeys consecutivos, cometió otros cinco en un tramo de siete hoyos alrededor de la vuelta en el difícil campo del Congressional y finalmente se encarriló al final de la primera ronda del Quicken Loans National para firmar una tarjeta de 74 golpes, tres sobre par.

Woods quedó empatado en el sitio 83, sólo 19 jugadores tuvieron un marcador mejor, y tendrá que tener un mejor desempeño el viernes si quiere evitar no pasar el corte por primera vez en dos años.

"Cometí muchos errores pequeños", afirmó. "Así, jugué mucho mejor de lo que indica el marcador".

El Congressional tuvo mucho que ver en ello.

Dos semanas después de un Abierto de Estados Unidos que no tuvo rough, el Congressional hizo sentir lo mismo. Cualquier golpe que se salía un poco del fairway quedaba enterrado, lo que le dificultaba incluso a los jugadores más poderosos llegar al green en algunos de los hoyos más largos de par 4.

Greg Chalmers concluyó con tres birdies consecutivos para un 66 y una ventaja de un golpe sobre Ricky Barnes y Freddie Jacobson. El campeón defensor Bill Haas, Patrick Reed, Erik Compton —segundo lugar en el U.S. Open— y Tyrone Van Aswegen firmaron 68. Compton hizo birdies en sus últimos cuatro hoyos.

Sólo 26 jugadores de los 120 que participaron concluyeron debajo del par. Sin embargo, este día todos los reflectores estaban sobre Woods.

Ha sido el jugador más llamativo del golf desde que se convirtió en profesional en 1996, y ha acumulado 79 victorias en la Gira de la PGA y 14 majors.

A pesar de que el torneo comenzó temprano, el público observaba desde todo el costado izquierdo del hoyo 10, de 200 metros (218 yardas) de longitud, mientras que cientos más veían las acciones desde el patio y la terraza de la afamada casa club en el Congressional.

Luego de dos hoyos en la ronda inicial, tenían razón para preguntarse: ¿esperamos tres horas para esto?

Pero no era sólo Woods. Jugó con Jason Day y Jordan Spieth, y ese trío de jugadores ubicados entre los 10 primeros del ranking se combinaron para cometer seis bogeys en dos hoyos. Los tres estuvieron en el fairway en el mismo hoyo en una ocasión en toda la ronda, en el 11, el más difícil del Congressional, y sólo porque el golpe de Day rebotó en un árbol.

Éste finalizó con 73, mientras que Spieth tuvo 74.

El argentino Andrés Romero registró 70, seguido por su compatriota Ángel Cabrera con 71. El venezolano Jhonattan Vegas tuvo 73 y el colombiano Camilo Villegas firmó una tarjeta de 75.