Tiger Woods, el número uno que perdió el alma

Tras el rotundo fracaso en Chambers Bay, lo único que dijo el ex campeón es que tenía que seguir trabajando duro con su joven entrenador Chris Como.

Tiger Woods se apartará del golf indefinidamente
Tiger Woods (Reuters)

NUEVA YORK, Estados Unidos

Tiger Woods es sólo una sombra de lo que fue. El gigante del golf está en plena cuesta abajo: fuera del "top 200" del ranking, sin ganar un "major" desde 2008 y al borde de los 40 años.

"Es triste y duro contemplar esta situación", comentó el ex entrenador Butsch Harmon, con quien Woods ganó ocho "majors" entre 1997 y 2004.

Harmon pronunció sus palabras poco después del desastre que vivió Woods en el campo de Chambers Bay, donde se disputó el Abierto de Estados Unidos. Woods no pasó el corte después de acumular un 16 sobre el par.

"Uno tiene la impresión de que Tiger perdió su alma", añadió Harmon en su análisis. Muchos expertos opinan que el estadounidense, que el 30 de diciembre cumplirá 40 años, debería simplemente retirarse.

Tras el rotundo fracaso en Chambers Bay, lo único que dijo el ex campeón es que tenía que seguir trabajando duro con su joven entrenador Chris Como.

"Por supuesto que no estoy satisfecho", señaló Woods, ex número uno del ranking mundial. "Debo trabajar duro. Trabajo todo lo que puedo, pero por alguna razón me falta regularidad", añadió la estrella, que ha tratado hacer de todo para recuperar su juego.

¿Entrenar más duro? El ganador de 14 "majors" fue siempre conocido por excesivo entrenamiento. ¿Recuperará así la confianza perdida en sí mismo? Woods perdió la constancia, tanto en la vida privada como en su querido golf, un deporte que lo lanzó a la fama mundial y que lo convirtió en millonario.

"Mi hijo comentó que era como si uno mirase los partidos de Wimbledon y Roger Federer no golpease ninguna pelota por encima de la red", comentó Harmon.

Con un 16 sobre el par, Woods estableció un récord negativo personal y luego sólo pudo reaccionar con una sonrisa forzada. "Tiger Woods se hunde", señaló en un titular el diario "USA Today".

El entrenador norteamericano Ted Long escribió incluso una carta abierta a Woods porque no quiere seguir viendo la "autodestrucción" de su compatriota. El consejo de Long es que Woods debe volver a las raíces de su swing, encontrar a un mentor como en su día fue Harmon y no cegarse ante los aduladores que tiene alrededor.

A la vez que Woods se hundía, el mundo del golf asistía al nacimiento de una nueva estrella, un Jordan Spieth al que muchos ya comparan con el golfista de raza negra. "Spieth es lo que fue Woods en otra época", destacó "USA Today".

Pero el texano no podrá seguramente alcanzar la genialidad de Woods, que en su tiempo atrajo a numerosos grupos de patrocinadores, los índices de audiencia explotaron y los premios alcanzaron cotas que nadie esperaba.

En especial, las emisoras de televisión de Estados Unidos son las que más confían en la resurrección de la leyenda caída.