Tiger Woods regresará al golf la próxima semana

La última vez que Woods jugó fue el 9 de marzo en Doral, donde estuvo adolorido en la región lumbar y finalizó con una tarjeta de 78

Tiger Woods, golfista
Tiger Woods, golfista (AP)

Aunque está fuera de forma, Tiger Woods informó que la próxima semana regresará al golf en el torneo Quicken Loans National a disputarse en el campo Congressional.

La última vez que Woods jugó fue el 9 de marzo en Doral, donde estuvo adolorido en la región lumbar y finalizó con una tarjeta de 78, su marcador más elevado en una ronda final en la Gira de la PGA. Fue operado de la espalda el 31 de marzo, lo que lo obligó a perderse el Masters de Augusta por primera vez en su carrera. Tampoco se inscribió al U.S. Open.

El anuncio en su página de Facebook le dio una gran noticia al mundo del golf. Woods ha sido el jugador más popular desde que se volvió profesional en 1996, y con información limitada sobre su recuperación, comenzaba a especularse que no jugaría un solo major este año.

"Tras mucha terapia, me he recuperado bien y estaré apoyando a mi fundación la próxima semana en el Quicken Loans National", escribió Woods. "Apenas he comenzado a dar golpes completos, pero es momento de dar el siguiente paso. Estaré un poco fuera de forma, pero quiero jugar hasta volver a estar en un nivel competitivo. Estoy emocionado por el desafío".

Este es el primer año con un nuevo patrocinador en el evento de la PGA que dona sus fondos de caridad a la Fundación Tiger Woods. A principios del 2014 el torneo aseguró un acuerdo para regresar al campo Congressional cada dos años hasta 2020.

Woods anunció el jueves que firmó un nuevo acuerdo de patrocinio con MusclePharm, que colocará su logotipo en su bolsa de palos.

"Ha sido la imagen del golf por los últimos 15, 20 años, y el golf es un mejor deporte y un mejor lugar con la presencia de Tiger Woods en él", dijo Rory McIlroy, dos veces ganador de majors, la semana pasada en el Abierto de Estados Unidos. "Ojalá y tenga una pronta recuperación y vuelva rápido al campo de golf, porque en cualquier torneo donde Tiger Woods sea un factor genera mucho entusiasmo".

Esta es la segunda ausencia más larga de Woods a causa de una lesión. Se perdió la segunda mitad de la temporada de 2008 tras operarse la rodilla izquierda una semana después de ganar el U.S. Open, su 14to triunfo en un major.

Pese a pasar el descanso entre temporadas preparándose físicamente, desde los primeros torneos hubo indicios de que algo no estaba bien.

No pasó el corte tras 54 hoyos en Torrey Pines, donde era el campeón defensor y ocho veces ganador del torneo en uno de sus campos predilectos. Tuvo el peor final de su carrera en Dubai, en el puesto 41. Luego se ausentó de la última ronda en el Honda Classic debido a espasmos en la espalda, y pese a jugar en el penúltimo grupo en Doral, batalló enormemente con su espalda en el último día luego de hacer un swing desde una mala posición fuera de una trampa de arena la víspera.

Woods se sometió a una cirugía de microdiscectomía lumbar una semana antes del Masters y había dicho en sus escasas apariciones públicas que no sabía cuánto tiempo le tomaría sanar. Su agente, Mark Steinberg, dijo a principios de la semana que el golfista estaba progresando lo suficiente para extender su swing.