Taekwondo: puntos con un toque

Aunque es menos espectacular, el sistema de petos electrónicos obliga a los taekwondoínes a usar una nueva estrategia para lograr victorias en el tatami

El intento por conectar una patada
El intento por conectar una patada (Mexsport)

Ciudad de México

Con los petos electrónicos, el taekwondo ha perdido la esencia del combate rudo que tenía antes, en la que los deportistas debían patear fuerte para conseguir un punto, porque ahora buscan obtenerlo con un simple toque.

Un ejemplo de ese cambio sucedió en la inal del Grand Prix que disputó María Espinoza ante la holandesa Reshmie Oogink, donde la europea le dio una patada de frente a la mexicana en el primer round y se marcaron dos puntos, el primero con el golpe y el segundo inmediatamente, mientras el pie de la rival rebotaba en el peto, algo que causó confusión a la nacional.

En su estrategia, María buscaba los puntos con patadas fuertes, pero el peto no los marcaba. "El taekwondo ha evolucionado muchísimo y es algo muy diferente, hay que ir junto con el sistema, no nos podemos pelear con eso y negarnos, porque hay atletas que lo hacen bien y hay que ir a la par. Ahora se busca el punto con un poquito de toque y en mi caso en el Grand Prix la patada que me dio la holandesa marcó dos veces, entonces es complicado, pero hay que seguir trabajando en eso", declaró Espinoza.

Otro caso fue el de Abel Mendoza, quien perdió en la fase de cuartos de inal de ese certamen ante el turco Servet Tazegül.

El campeón olímpico fue más habilidoso al momento de conectar los puntos en el peto electrónico y en el casco, con solo tocar estos protectores.

"El toquecito que ya buscan muchos taekwondoínes para obtener el punto es algo que la verdad cambia este deporte y le quita esa espectacularidad que todo mundo quiere, son cosas a las que debemos adaptarnos, trabajábamos antes en el hecho de intentar mucho patadas de giro y ahora debemos practicar la patada hacia adelante y el toque, eso hay que hacerlo si queremos seguir dando resultados", explicó.

Ante esto, los taekwondoínes se ven obligados a utilizar otro tipo de recursos para sumar puntos y uno de ellos es el puño, el cual empleó María Espinoza en sus combates y le ha dado resultados, como en la inal de los Juegos Centroamericanos y del Caribe al vencer a la cubana Glenhis Hernández, y recientemente también al superar a la campeona olímpica, la serbia Milica Mandic, en los cuartos de inal del Grand Prix.

"Es algo que se contrarresta con el hecho de obtener puntos con un solo toque, así que para mí es una herramienta para los que no hacemos este sistema, por lo que hay que seguir trabajando duro para que este recurso me siga sirviendo en los combates", concluyó la dos veces medallista olímpica.