Taekwondoín convulsiona y no había paramédicos

Fue durante un combate de eliminatoria municipal, en el Auditorio de Torreón. Entre dos entrenadores lo cargaron para después recostarlo, en 10 minutos llegó la Cruz Roja para llevarlo a una clínica del IMSS.

En los combates de eliminatoria municipal no se contó con servicio médico.
En los combates de eliminatoria municipal no se contó con servicio médico. (Alejandro Jiménez)

Torreón, Coahuila

En algunas ocasiones el resultado deportivo puede pasar a segundo término, cuando una mala organización empaña un evento al grado de que por poco puede pasar una tragedia.

Pasaban apenas las 14:00 horas y seguían los combates de eliminatoria municipal de Taekwondo en el Auditorio de Torreón, era la semifinal entre José Hernández y Juan José Espinoza.

Los dos atletas estaban dando una buena batalla, Juan José (rojo) y José Hernández (azul) se enredaron en una batalla muy pareja en busca de su pase a la gran final, para la etapa estatal de esta justa.

El duelo presentaba una ventaja de cuatro puntos a dos a favor del "rojo", fue en un parpadeo cuando el de azul, con una de esas patadas descendentes y tomando mal parado a su rival, le acertó el golpe en plena boca y barbilla para mandarlo a la lona.

Aquí comenzaron los actos de irresponsabilidades, ya que el juez del duelo comenzó a realizar el conteo "reglamentario", cuando el joven taekwondoín ya convulsionaba en el piso, reaccionó tarde ante tal emergencia.

Comenzaron los gritos de varias personas, en general de padres de familia quienes veían cómo el muchacho estaba mal y en el lugar no existió nunca una ambulancia y mucho menos un médico, cuando en un deporte de contacto como este debe ser rigurosamente obligatorio.

Fueron personas entre entrenadores y madres de familia quienes se encargaron de ver por el atleta, quien pasó casi cinco minutos en el suelo, al menos la mitad de ellos inconsciente sin una ayuda profesional al momento.

Minutos después, entre dos entrenadores cargaron al joven para depositarlo en una banca y recostarlo, llegando a los 10 minutos la Cruz Roja para trasladarlo a la clínica 16 del IMSS, para su atención médica.

Nadie se hace responsable

En el lugar se encontraba el profesor Daniel Villavicencio, responsable del evento, quien mencionó textualmente que debido a que era una orden del presidente de la Asociación de Taekwando de Coahuila, José Antonio González, que no se cobrara absolutamente nada en este evento, por la misma razón no se contrató ningún servicio médico para el mismo, ya que nadie quería cargar con el gasto que originara.

En el lugar también se cuestionó a Alina Garza, la actual directora del Deporte de Torreón, quien se dijo extrañada al ver que no existiera tal servicio, ya que en todos los eventos de esta magnitud deben contar con servicio médico.

"Este deporte cada día se vuelve más elitista, cada vez cobran más por todo, por exámenes, por uniformes, eliminatorias, etcétera, para que nuestros hijos tengan que pasar por esto, sabemos que siempre existe un riesgo pero que al menos los organizadores tengan tantito sentido común", aseveró molesta una madre de familia.