Suspenden reglas sobre atletas mujeres con testosterona

En una victoria para las atletas individuales frente a los organismos rectores del deporte, el mayor tribunal deportivo suspendió las reglas de la Federación Internacional del Atletismo Amateur (IAAF) relativas a las mujeres con niveles elevados de hormonas masculinas.

Las reglas que requieren que algunas atletas reciban aprobación médica fueron introducidas en 2011
Las reglas que requieren que algunas atletas reciban aprobación médica fueron introducidas en 2011 (Reuters)

Las reglas que requieren que algunas atletas reciban aprobación médica fueron introducidas en 2011, cuando la corredora sudafricana Caster Semenya fue marginada durante casi un año después de ganar el título mundial en los 800 metros cuando tenía 18 años.

Sin embargo, el Tribunal de Arbitraje Deportivo dijo el lunes que la federación del atletismo no demostró que las mujeres con niveles naturalmente elevados de testosterona tuviesen una ventaja competitiva.

"En ausencia de tal evidencia, el panel del Tribunal de Arbitraje Deportivo no pudo concluir que las atletas hiperandrogénicas pudiesen beneficiarse de tal ventaja significativa que sea necesario excluirlas de competir en la categoría femenina", dijo el fallo interino en respuesta a la apelación presentada por la corredora india Dutee Chand.

Chand fue autorizada a competir por el tribunal, que dio a la IAAF hasta el 24 de julio del 2017 para presentar nuevas pruebas científicas.

Las reglas de la IAAF sobre hiperandrogenismo —presencia de niveles elevados de testosterona— serán declaradas nulas si no presenta pruebas dentro del plazo.

Chand, ahora de 19 años, apeló ante el tribunal después que el organismo del atletismo indio le prohibió competir al año pasado haciéndole perder los Juegos de la Mancomunidad en Glasgow, Escocia. Cuestionó la validez legal de las reglas de la IAAF en vez de someterse a un tratamiento médico.

En el caso de Semenya, más adelante fue autorizada por la IAAF a regresar a las competencias y ganó medalla de plata en los 800 en las olimpíadas de Londres del 2012.