Suspenden de por vida a entrenador ruso por doping de sus atletas

Viktor Chegin, ex entrenador de marcha del equipo ruso de atletismo, había logrado que sus pupilos consiguieran medallas en los últimos tres Juegos Olímpicos.

Viktor Chegin
Viktor Chegin (AP)

MOSCÚ, Rusia

El entrenador ruso Viktor Chegin fue suspendido de por vida como consecuencia de los casos de doping de varios de sus atletas, informó hoy la agencia antidoping rusa (Rusada).

Chegin, ex entrenador de marcha del equipo ruso de atletismo, había logrado que sus pupilos consiguieran medallas en los últimos tres Juegos Olímpicos.

El jueves, la Corte Arbitral del Deporte (CAS) había anunciado la modificación de las sanciones que las autoridades rusas impusieron a seis de sus deportistas por doping, cinco de ellos dirigidos por Chegin.

A falta de la confirmación oficial del Comité Olímpico Internacional, Serguei Kirdyapkin perderá su oro de 50 kilómetros marcha de Londres 2012 y Olga Kaniskina su plata de 20 kilómetros en la misma edición de los Juegos.

La Rusada había sancionado en un principio a esos atletas desde octubre de 2012, pero la CAS decidió ampliar la suspensión, que comienza con efecto retroactivo en agosto de 2009.

Según el fallo de la CAS, el también marchador Sergey Bakulin perderá el título mundial de 2011 de 50 km.

También se modificó la sanción contra los marchadores Valeriy Borchin y Vladimir Kanaikin. Sin embargo, de acuerdo con la suspensión original de la Rusada, Borchin ya había perdido los títulos mundiales de 20 km de 2009 y 2011 y Kanaikin la plata en la misma carrera de 2011.

Los cinco pupilos de Chegin, además de Yuliya Zaripova, medalla de oro en el Mundial de Daegu en la categoría de 3.000 metros con obstáculos, fueron sancionados por irregularidades en su pasaporte biológico.

Después de los numerosos casos de doping entre sus deportistas, Rusia pretende endurecer los castigos sobre entrenadores y médicos hallados culpables, a los que se castigará en el futuro con cárcel, suspensiones o multas.

Según informó la agencia Tass, el Parlamento aprobó hoy una ley para adoptar esas medidas.

La condición para su aplicación es que el culpable haya recomendado conscientemente el consumo de una sustancia prohibida a un atleta, advirtió Ildar Gilmutdinov, del Ministerio de Deportes ruso.

Actualmente sólo se castiga a los deportistas, mientras que las personas del entorno no tienen nada que temer. La nueva ley exige más responsabilidad de médicos y entrenadores.

El atletismo ruso atraviesa un momento muy delicado, ya que sus deportistas no pueden participar en competiciones internacionales después de que un informe independiente de la Agencia Mundial Antidoping (AMA) revelara en noviembre doping sistemático y pagos a cambio de ocultar pruebas positivas.

La IAAF suspendió entonces a la federación rusa y aún no se sabe si los atletas del país más grande del mundo podrán competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.