Mexicanos, a 100 días de Río 2016

El reloj sigue su marcha hacia los JO, para algunos atletas el tiempo que resta será de presión y preocupación, para otros, un lapso óptimo para mejorar su preparación 

CIUDAD DE MÉXICO

El tiempo se acaba y las oportunidades para prepararse para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 también. Mientras México está a punto de completar al equipo que llevará a esa justa, a los ya calificados se les agotan las opciones para pulir detalles o para acabar con los errores que puedan concluir de forma prematura con su participación.

Hasta el momento, la delegación nacional está conformada por 88 atletas y el proceso de clasifi cación terminará en julio, donde el basquetbol será el último en registrarse en caso de que logre su boleto.

"De cierta forma a toda la comunidad deportiva le da cierta serenidad saber que tendremos una delegación que ciertamente es más numerosa que cuando empezamos, y esto ya nos hace pensar que pudiéramos superar el número de 100 calificados. Aun sabiendo que tenemos cosas por definir en deportes de conjunto como el voleibol y basquetbol, queremos soñar y pensar que pudiéramos superar el número de 100", declaró Mario García, presidente de la Jefatura de Misión de la delegación mexicana que asistirá a los Olímpicos de Río de Janeiro.

Clavados (nueve), esgrima (ocho) y atletismo (17) son los deportes que llevan por ahora más atletas clasifi cados, esto sin contar al futbol, que por ser disciplina de conjunto le da derecho de asistir con 18 jugadores.

“El caso de esgrima es inédito porque nunca habíamos tenido una representación tan amplia y nosotros esperamos que el pentatlón pueda dar un número mayor de clasifi cados, y así en diferentes especialidades deportivas que no han concluido los procesos de clasificación”, dijo García. 

Los atletas que ya tienen su lugar viven con mucha intensidad estos días que restan para la celebración olímpica. Unos buscan la forma adecuada para adaptarse a las condiciones que se encontrarán en Brasil, tal el es caso de la tiradora Alejandra Zavala, quien tras acudir hace unos días a la Copa del Mundo en Río de Janeiro, observó que el escenario cuenta con muchos obstáculos de visibilidad, por lo que creará un área similar para adecuarse a ello.

“El área es totalmente verde y se ven muchas sombras, además el blanco tiene la luz dentro y hace eso una luz muy blanca. Qué bueno que me di cuenta de eso con anticipación para resolver ese problema. Ahora serán los 100 días más intensos de estos cuatro años esperando los Olímpicos y estoy con muchas ilusiones”, dijo Zavala.

En otros atletas surge mayor preocupación al ver que no han logrado mejoría, como sucede con las clavadistas Paola Espinosa y Alejandra Orozco, quienes no han vuelto a tener esa sincronización que las llevó a la plata en los Olímpicos de Londres 2012. Por lo tanto, se reduce el conteo para mejorar esos detalles y destacar.

“Me siento emocionada porque estamos a nada de cumplir otro sueño más en mi carrera al ser mis cuartos Olímpicos, y estoy con mucho entusiasmo de entrenar. Afortunadamente tengo un equipo de trabajo que comparte mi misma meta y sabemos que en Río tiene que venir ese pico de rendimiento que buscamos. Faltan muchos detalles, ya que los clavados es un deporte que siempre tienes que estar perfeccionando cada uno de ellos y debes de hacer muchas repeticiones”, indicó Espinosa.

Y para aquellos que no han logrado la clasifi cación, comienza la etapa de presión al quedar poco tiempo para alcanzar ese objetivo. Un caso es el del saltador Luis Rivera, quien de aquí a junio competirá cada fi n de semana para poder alcanzar esos 8.15 metros que lo manden a Río.

“Me emociona saber que es año olímpico, pero ahora estoy pensando en los 40 días que me restan para dar la marca y no en los 100 días que quedan para Río, ya una vez que la obtenga ahora sí me enfocaré en los días que falten”, indicó Rivera.

Así, restan ya solo 100 días para la inauguración de los Olímpicos de Río y los atletas trabajan a marchas forzadas para llegar en buenas condiciones a la justa o en su caso, para clasificar.