Competidora olímpica lucha por su vida

Lais Souza, de 25 años, sufrió un accidente en Utah mientras se preparaba para competir en la prueba de esquí libre en Sochi no puede mover sus brazos ni piernas, hablar o respirar por sí misma. Participó en las olimpiadas de 2004 y 2008 en gimnasia

Lais Souza, gimnasta olímpica
Lais Souza, gimnasta olímpica (Facebook de Lais Souza)

Utah, Estados Unidos

Una atleta brasileña lucha por su vida luego de sufrir graves daños en la columna y definitivamente no acudirá a los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia, indicó el médico del equipo olímpico brasileño Antonio Marttos en conferencia de prensa desde Salt Lake City.

La atleta se lesionó el lunes cuando se estrelló contra un árbol mientras esquiaba en Park City, Utah, en un accidente que de acuerdo con los médicos le podría haber sucedido a cualquiera. Su lesión no se presentó mientras practicaba sus maniobras de estilo libre.

Los médicos no han declarado a Souza paralizada en este punto, pero reconocen que esa es una posibilidad. Andrew Dailey, neurocirujano de la Universidad de Utah, dijo que Souza se dislocó una vértebra cerca de la parte superior de la columna. La atleta continúa en estado crítico, no tiene sensibilidad en brazos ni piernas y no puede hablar.

"Ella lucha por su vida", señaló Marttos, cirujano especialista en traumatismos del Sistema de Salud de la Universidad de Miami.

Dailey agregó que es muy pronto para saber si Souza recuperará la sensibilidad.

"La gente se puede recuperar, pero simplemente toma tiempo saber si eso sucederá", dijo Dailey, que explicó que la gente en ocasiones recupera la sensibilidad semanas, meses o incluso años después.

La joven brasileña, que participó en las competencias de gimnasia en los Juegos Olímpicos de 2004 y 2008, ha estado esquiando aproximadamente por seis meses, dijo Marttos.

La médico Holly Ledyard, integrante de la Unidad de Atención a Pacientes Neurocríticos de la Universidad de Utah que supervisa el tratamiento de Souza, dijo que la relativa inexperiencia de la gimnasta con la disciplina de esquí no jugó un papel en el accidente.

Souza está conectada a un respirador artificial, y es posible que lo tenga que hacer por el resto de su vida, añadió Ledyard.

Se espera que la madre de Souza llegue a Salt Lake City el jueves proveniente de Brasil, dijo Marttos.