Sin medallas, pero con plazas olímpicas en halterofilia

La selección mexicana de pesas concluyó su participación en el mundial de Houston consiguiendo tres lugares olímpicos para las mujeres.

 


CIUDAD DE MÉXICO

Después de diez días de intensa actividad, los mejores levantadores de pesas del país finalizaron con saldo positivo en el mundial de la especialidad celebrado en Houston. A pesar de que ninguno se metió al podio en cualquiera de las tres modalidades (arranque, envión y total), si pudieron lograr el principal objetivo por el que viajaron a Houston, que era conseguir al menos dos plazas olímpicas para las mujeres.

De las siete mujeres que compitieron todas marcaron puntos en el sistema oficial de la Federación Internacional de Halterofilia (IWF), lo cual fue vital para conseguir esas tres plazas olímpicas ya que si una se iba en blanco se hubieran quedado sólo con dos lugares. La selección femenil terminó en el lugar 15 por equipos con 98 puntos, suma de las 45 unidades que tuvieron el año pasado en el mundial de Almaty, Kazajistan, más los 53 puntos obtenidos en Houston; superando a delegaciones con fuerte presencia en las pesas como: España, Armenia y Uzbekistan.

La mexicana que mejor se ubico de todas fue la guanajuatense Eva Gurrola al finalizar en la decima posición dentro de la categoría de los 63 kilogramos  con un total de 218 kilos levantados. Quisia Guicho, medallista de bronce en los pasados juegos Panamericanos, supero por dos kilos la marca que hizo en Toronto al terminar con un total de 205 kilos finalizando en la posición 13 dentro del la división de los 58 kilogramos; Patricia Domínguez de la misma categoría se colocó en lugar 16.

En los 69 kilogramos, Ana Torres y Aremi Fuentes  se posicionaron en los lugares 18 y 21 respectivamente. Alejandra Garza y Tania Mascorro fueron las últimas en competir: la primera quedó en el lugar 13 en los 75 kilogramos y Mascorro en el peldaño 18 en la categoría de más de 75 kilogramos.

Hombres a pelear plazas en el Preolímpico

A pesar de que los cinco pesistas que acudieron a este mundial  también tuvieron una actuación muy digna, sus lugares olímpicos tendrán que esperar hasta el preolímpico que se celebrará en Colombia a mediados del próximo año. Al igual que las mujeres, ningún hombre se fue en blanco y todos puntearon.

 La razón por la que no obtuvieron boletos para la justa en Rio de Janeiro fue que ningún halterista mexicano participó en el mundial del año pasado por lo que los puntos obtenidos en Houston no estuvieron ni cerca de ser suficientes para lograr al menos un pase olímpico. La Federación Mexicana de Levantamiento de Pesas espera contar con equipo completo para el preolímpico y conseguir mínimo una plaza para los varones.

El cubano nacionalizado mexicano Bredni Roque fue el que más cerca estuvo de obtener una medalla de toda la delegación. Roque, medallista de plata en los Panamericanos de Toronto, se quedo a sólo un kilo de obtener bronce en el envión. Termino como el séptimo mejor del mundo en la categoría de los 69 kilogramos con un total de 331 kilos. El juvenil Jonathan Muñoz de este mismo peso, participó en su primer mundial y se colocó en la posición 29.

Por su parte el yucateco Lino Montes, sexto lugar olímpico en 2012, regreso a las tarimas de calibre internacional pues desde los juegos de Londres no se paraba en un escenario mundial. Se ubicó en el lugar 14 en los 56 kilogramos con un total de 256 kilos.

Rigoberto Pérez Fuentes obtuvo el lugar 26 en la división de los 94 kilogramos, pero fue el único tanto de hombres y mujeres que no falló ni uno solo de sus seis levantamiento para finalizar con un total de 340 kilos. Antonio Vázquez en los 62 kilogramos acabó a mitad de tabla dentro de los 20 mejores.

El entrenador de la selección nacional Lázaro Medina se mostró feliz por el trabajo de sus muchachos durante este mundial. “En mujeres veníamos por plazas olímpicas y se consiguieron. Estoy muy contento porque todas ellas sabían lo importante que era marcar por el equipo y no de manera individual”, declaró. A pesar de que  para los hombres no hay ni una sola plaza segura, se mostró confiado de que en el preolímpico conseguirán al menos una. “Sabemos lo difícil que será conseguir esas plazas en la rama masculina, pero no es imposible. Son los mejores pesistas del país y sé que lo lograrán”. También dijo que las plazas olímpicas que ya se consiguieron y las que están por conseguirse no tienen nombre aún, pues los atletas se las ganarán con su esfuerzo en los próximos 7 meses.

La selección continuará su trabajo en los próximos días, al concentrarse para un campamento en Monterrey que harán del 5 al 22 de diciembre. El presidente de la Federación de Levantamiento de Pesas, Rosalío Alvarado alzó la voz por su atletas tras la finalización del mundial al decir que tras los buenos resultados obtenidos ahora sí espera el apoyo de la CONADE: “los resultados ahí están, vamos a ver si la CONADE voltea hacia el halterismo mexicano y que se no de la ayuda que nuestros pesistas necesitan de cara a Juegos Olímpicos”, señaló.