Sin Cara triunfa en su hogar

Ante la alegría de los aficionados que llenaron la Arena Ciudad de México, el luchador nacional realizó sus mejores movimientos para imponerse a Fandango, que fue el villano

Sin Cara, Luchador de la WWE
Sin Cara, Luchador de la WWE (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Es un espectáculo en donde nadie queda indiferente, todos disfrutan de susiguras predilectas. Ante una Arena Ciudad de México repleta, las estrellas de la empresa estadunidense WWE deleitaron al público con sus lances y una puesta en escena que fue de la comedia de Bo Dallas a la belleza de AJ, pasando por las poses de Big Show y la espectacularidad de Sin Cara, que recordó a los combatientes nacionales tradicionales.

Fue una larga sesión en la que sin duda el encuentro entre Sin Cara, el luchador mexicano que representa no solo al país, sino a América Latina en la empresa de luchas, fue el momento que quedará en la memoria de los asistentes al inmueble localizado en Azcapotzalco.

Sin Cara se enfrentó al luchador Fandango y el mexicano, que apareció con unas mallas con el color de la bandera mexicana y su máscara en vivos brillantes verdes, blancos y rojos, recibió todo el apoyo de la afición,mientras su rival festejaba cada lance con un movimiento burlón o moviendo sus pectorales, lo que irritaba más a los presentes.

De hecho sumar antipatías parecía su tarea, y Fandango que parecía un participante de un concurso musical, con sus pantalones rosas acampanados con brillantes y pasos de baile cada que golpeaba a su adversariono hizo más que ponerse al público en contra.

Fandango recibía todos los insultos del respetable y pedía por más, un entusiasta gritó en el fondo: "Sí se puede", como si hubiera confundido de deporte.

Sin embargo así fue, sí se pudo. Sin Cara llegó a estar vencido, y en varias ocasiones su espalda se despegó de la lona justo en elúltimo momento. Pero su rival festejaba cada golpe sobre su faz, arengando a la multitud, como si disfrutara cada vituperio sobre él, y eso le llevó a descuidarse.

El enmascarado mexicano logró revirar una llave y dejar tendido a surival en la lona. Con las riendas de la pelea en la mano, el peleador nacional se levantó a la esquina de la tercera cuerda y se lanzó con una bella marometa sobre Fandango, que no pudo hacer nada, mientras la cuenta llegaba a tres y el público aullaba ante su campeón.

Sin Cara se levantó en las cuatro esquinas del cuadrilátero disfrutándolo mientras hacía contar cada minuto en el pancracio y su cortinilla de despedida mostraba sus lances más estéticos.

La gente le demostraba con su entrega que en efecto, lo creen mexicano a pesar de las malas lenguas que lo acusan de fingirlo. Por una noche en la capital, Sin Cara fue el consentido. La siguiente parada del WWE Mexico Live Tour, será hoy en la Arena Monterrey.