Rollins sorprende a Lesnar y Reigns; es nuevo campeón de la WWE

Seth cambió el maletín del 'Money in the Bank' y sorprendió al ex gladiador de UFC Brock Lesnar y a Roman Reigns para levantar el cinturon que lo acredita como monarca de la WWE

Seth Rollins se coronó campeón de la WWE en Wrestlemania XXXI
Seth Rollins se coronó campeón de la WWE en Wrestlemania XXXI (Foto tomada de Twitter)

SANTA CLARA, Estados Unios

Lo que parecía un día de campo para Brock Lesnar se convirtió en una pesadilla, pues Seth Rollins cambió su maletín de “Money in the bank”, rindió a Roman Reigns y se proclamó monarca de peso completo de la WWE.

En el evento estelar de Wrestlemania 31, en el Levi´s Stadium de esta localidad californiana, Reigns y Lesnar salieron como poseídos en el inicio, pero de inmediato, el ahora excampeón puso orden y no había transcurrido ni un minuto cuando ya le había aplicado un “F5” al retador.

Los primeros minutos fueron de un dominio abrumador de Lesnar, quien aplicó suplex en distintas ocasiones al ex líder de The Shield, quien trataba de reaccionar, pero de inmediato era controlado por el oponente y abucheado por la afición.

Reigns no era rival, lucía completamente agotado y era presa fácil de un Lesnar, quien se daba tiempo de quitarse sus guantes para, a puño limpio, seguir con la masacre sobre un rival que no daba señales de vida.

Pero despertó. Reigns estrelló a Lesnar con uno de los postes y éste comenzó a sangrar de la frente, lo que lo mermó; arriba del cuadrilátero le conectó tres “superman punch” y una lanza, pero no pudo liquidarlo.

La lucha lucía equilibrada, Lesnar respondió con “F5” y ambos lucían mal. Y llegó la sorpresa de la noche, pues Seth Rollins hizo válido su maletin de “Money in the bank” y convirtió la lucha en una batalla de tres.

De inmediato propinó un pisotón a Lesnar para dejarlo fuera de combate, y luego hizo lo propio con Roman Reigns, a quien puso de espaldas contra la lona para la cuenta de tres y así proclamarse nuevo campeón de la WWE.

Por su parte, Bray Wyatt soportó una “tumba rompecuellos”, pero no una segunda, definitiva para que The Undertaker se quedara con la victoria y regresara al triunfo en Wrestlemania, un año después de perder su racha invicta.

El “Enterrador” enfrentó a quien se autonombraba “la nueva cara del miedo”, a quien golpeó tras caminar sobre las cuerdas y estuvo a punto de rendir con las “puertas del infierno”, pero Wyatt resistió.

Wyatt trató de liquidar a su oponente con “Sister abigail”, la cual no pudo concretar, pero Undertaker sí aplicó la “tumba rompecuellos”, aunque no fue suficiente para el triunfo.

Tras invertirse como araña y mirar de forma retadora al “hombre muerto”, éste reaccionó como si nada pasara, se sobrepuso a una “Sister abigail” y lo liquidó con su castigo predilecto para regresar al camino del triunfo, en una de las luchas más esperadas de Wrestlemania 31.