Campanazo de Sergio Flores

Sólido triunfo del tlaxcalteca Flores que demostró el buen momento que vive. Indultó a un bravo toro de Xajay criado en Querétaro por Xavier Sordo Bringas. Fermín Rivera tuvo una estupenda actuación. Talavante pasó de noche con un pésimo lote

Sergio Flores, torero
Sergio Flores, torero (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

17ª Corrida de Temporada. Tarde agradable con muy baja entrada a pesar de que la empresa anunció un cartel muy rematado. Pudiese ser debido a la larguísima noche/madrugada que resultó la corrida de aniversario.

Juego del ganado. 1° de Jorge Barbachano para rejones violento. En lidia ordinaria: Tres primeros  de Jaral de Peña. 1° noble que se le acabó el fuelle. 2° sin trasmisión. 3° complicado que se colaba. Los otros 3 de lidia ordinaria de Xajay: 4° mansito obediente 5° brusco 6° bravo repetitivo que fue indultado.

Abrió plaza el rejoneador Rodrigo Santos quien se vio muy voluntarioso, revolucionado y un tanto desacertado en banderillas. Rodrigo se salvó de que su violento toro en turno lo hiriera en un par de ocasiones tanto a él como a sus cabalgaduras. En una de ellas fue por una distracción, le perdió la cara al toro al voltear al púbico. Mató de entera trasera y un descabelló donde ahondó el verduguillo. Se retiró entre división.

El potosino Fermín Rivera tuvo una tarde donde mostró reposo y seguridad en sí mismo tanto de capa como de muleta. Con su primero toreó muy erguido sacándole el fondo a su toro. Pegó una estocada entera de libro. Cortó una muy merecida oreja dejando un buen sabor de boca. Ante su segundo, volvió a verse seguro y le pudo a un toro que se rajó, supo entenderlo. Desafortunadamente no tuvo suerte con los aceros en este segundo, falló de nuevo el puntillero y escuchó dos avisos perdiendo el trofeo que tenía ganado, sin embargo queda abierto el futuro de una sólida carrera del menor de la dinastía mexicana de los Rivera.

El diestro pacense Alejandro Talavante pechó con el peor lote. Ante su primero poco pudo lucir pues el toro no tenía fuerza ni transmisión y sólo cubrió el expediente. Con su segundo, un toro muy brusco que no tenía un pase. Solo salió a defenderse, Talavante estuvo a merced del bicho lo que le imposibilitó confiarse, aparte de que se resintió de una lesión en la mano derecha. Escuchó dos avisos y se retiró entre división. Saludó al  tercio en el quinto su banderillero de confianza Juan José Trujillo por un estupendo par.

El tlaxcalteca Sergio Flores vino con muchísima decisión. En su primero logró sobarlo hasta sacarle lo bueno, a pesar del toro que peligrosamente se le colaba. Sergio logró confiarse. El menor de la dinastía de Tauromagia Mexicana mostró oficio y una gran decisión tanto con la muleta como al tirarse a matar pegando una entera contraria. Pese a las fallas del puntillero, le alcanzó para cortar una oreja de mucho peso. Con el que cerró plaza, ante “Gibraltar” de Xajay, #83 con 510 kg, un bravo que el Juez le concedió el indulto por petición popular. Sergio se recreó toreando por ambos lados dejándoselo llegar de largo en el centro del ruedo, entendiendo al toro y dándole su justo espacio para que el toro repitiera las veces que él quiso. El público pidió el indulto el cual fue concedido. Ganadero y torero abandonando la plaza en volandas.

Hoy si hubo una autentica tarde de toros. Cartel rematado, ganado variado y bien presentado, orejas justas y palco de la autoridad prudente. Lástima que la gente abandonó el tendido por las inconsistencias de esta temporada que llegará a su fin la próxima semana con la presencia de Pablo Hermoso de Mendoza.