Sergio Flores destaca en un encierro deslucido

En una tarde que se frustró por la falta de casta de los astados, el torero de Tlaxcala fue el más destacado con faenas tesoneras en la cuarta corrida de aniversario en la Nuevo Progreso.

Esta tarde Sergio Flores puso de manifiesto la calidad de su toreo.
Esta tarde Sergio Flores puso de manifiesto la calidad de su toreo. (Cortesía)

Guadalajara

Un encierro deslucido y sin bravura de Bernaldo de Quiros fue suficiente para malograr una tarde que en los papeles lucía propicia para algo grande. A pesar de las complicaciones, el tlaxcalteca Sergio Flores puso de manifiesto la calidad de su toreo con faenas tesoneras en las que prevaleció el temple y el aguante, fue el mejor librado de una corrida en la que no cosecharon trofeos.

En papeles de primer espada, Arturo Macías estuvo con actitud de agradar, pero no consiguió destacar. En su primero se estrelló ante la poca colaboración del astado, para mala suerte su segundo fue fuertemente protestado y el público no tomó en cuenta nada de lo que realizó en el ruedo, para colmo escuchó los tres avisos. Ante ese panorama, regaló un séptimo de Celia Barbabosa, al que recibió de rodillas en los medios y se llevó un fuerte golpe en la cabeza.  En el último tercio, su faena de muleta tuvo altibajos ante el toro de mayores condiciones.

A su vez, el hispano Daniel Luque dejó constancia de su condición artista con varios detalles, pero sin lograr redondear una obra completa ante la falta de bravura de su lote.

Quien no se quiso quedar atrás fue Sergio Flores, con dos faenas sólidas basadas en el temple y el aguante. Dos actuaciones sobrias, pero que no pudieron ser consolidadas con la espada. Al final se tuvo que conformar con dos salidas al tercio, pero dejó muestra de la calidad que atesora.