Plan antiterrorismo en Juegos Olímpicos de Río

Después de los ataques que se produjeron en París, y la alerta de seguridad que vive Europa, el secretario del Ministro de Justicia de Río de Janeiro aseguró que se mantendrá un plan de combate al terrorismo en los próximos Juegos Olímpicos 

Simulacro de seguridad del Batallón Especial de Operaciones en Río de Janeiro para los Juegos Olímpicos
Simulacro de seguridad del Batallón Especial de Operaciones en Río de Janeiro para los Juegos Olímpicos (Reuters)

RÍO DE JANEIRO, Brasil

El Gobierno brasileño anunció hoy que mantendrá el plan de combate al terrorismo que desarrolló para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 pese a los atentados de hace dos semanas en París que dejaron 130 muertos, aunque elevó la alerta e intensificó las medidas preventivas.

"Independiente de lo ocurrido en París, seguimos con el plan, aunque estar más alertas es importante", afirmó en una rueda de prensa el secretario extraordinario de Seguridad para los Grandes Eventos del Ministerio de Justicia, Andrei Rodrigues.

El secretario aseguró que el Gobierno está preocupado con el terrorismo desde mucho antes de los atentados de París, durante un seminario internacional en Río de Janeiro en que presentó para 470 representantes de 78 países las medidas adoptadas por Brasil para garantizar la seguridad durante los Olímpicos.

"No hay cambios en los planes debido a que ya adoptamos las mejores prácticas para prevenir y combatir el terrorismo, pero estamos atentos, estamos vigilantes y más precavidos", aseguró.

El secretario explicó que la cooperación internacional será esencial en los planes para prevenir el terrorismo en Río de Janeiro y que en Brasil operarán dos comandos de operaciones en que participarán policías de otros países para intercambiar especialmente información de inteligencia.

Según Rodrigues, el Centro Integrado de Cooperación Policial funcionará en los Juegos Olímpicos tal como lo hizo en el Mundial de fútbol que el país organizó en 2014 y permitirá que policías de al menos 40 países intercambien información y colaboren en las tareas de protección a sus delegaciones.

Agregó que los policías extranjeros, además de colaborar en el intercambio de información, participaron en operaciones y en la escolta de sus delegaciones, pero siempre bajo la supervisión de la Policía Federal brasileña.

Agregó que igualmente será puesto en funcionamiento un Centro Integrado Antiterrorista, en el que se espera que los organismos responsables por esta área en Brasil colaboren con los de otros países.

"Será la primera vez en unos Juegos Olímpicos que habrá un espacio para que policías y organismos de inteligencia de todo el mundo colaboren en el combate al terrorismo", afirmó.

"Nadie puede ser indiferente a la barbarie ocurrida en País, pero eso nos demostró la importancia de lo que estamos haciendo y la necesidad de elevar la alerta", aseguró.

Rodrigues dijo que toda la ayuda ofrecida por otros países para combatir el terrorismo es bienvenida.

El domingo pasado el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, aprovechó una reunión que tuvo con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, para ofrecer la colaboración de Francia para prevenir posibles atentados terroristas en los Olímpicos de Río.

La secretaria nacional de Seguridad Pública del Ministerio de Justicia, Regina Niki, dijo que la Policía Federal brasileña cuenta desde hace veinte años con un grupo antiterrorista que colabora desde entonces con autoridades de otros países.

"Tenemos responsabilidad y estamos atentos a todo. No estamos minimizando lo ocurrido. Pero hemos hecho seguimiento no sólo a lo de París sino a lo ocurrido en otros lugares hace mucho tiempo", dijo.