Presidente de la IAAF se niega a disculparse

Tras el escándalo de dopaje en la RUSADA, el presidente de la IAAF, Sebastian Coe se ha negado a pedir disculpas después de haber hecho declaraciones de guerra 

Sebastian Coe, presidente de la IAAF
Sebastian Coe, presidente de la IAAF (Reuters)

LONDRES, Inglaterra

Sebastian Coe, el presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), se negó a pedir disculpas por haber calificado de "declaración de guerra" las revelaciones en la prensa sobre el dopaje sanguíneo, en su audiencia de este miércoles ante el Parlamento británico.

El campeón olímpico de 1.500 metros en 1980 y 1984 utilizó esos términos en agosto después de las investigaciones de Sunday Times y de la cadena alemana ARD, que apuntaban a que la IAAF había escondido resultados de pruebas sanguíneas sospechosas entre 2001 y 2012.

Coe, ex diputado del Partido Conservador, tuvo que dar explicaciones ante el comité Cultura, Medios y Deporte del Parlamento británico. Subrayó que se mantenía en lo dicho, aunque negó que fuera un ataque a la prensa.

"Siento que se haya interpretado como un ataque contra la prensa, no fue ese el objetivo", declaró.

Al ser de nuevo preguntado sobre si lamentaba los términos utilizados, hizo una única concesión: "Mostraba mi frustración y mi enfado de aquel momento. Me habría gustado utilizar un lenguaje diferente".