Woods, en apuros durante el Abierto Británico

Tiger, en el segundo día del campo de St Andrews, bajo lluvia, se ubicó a un golpe sobre el par en el undécimo hoyo

Tiger Woods, golfista estadunidense
Tiger Woods, golfista estadunidense (AFP )

ST ANDREWS, Reino Unido

Una lluvia torrencial, el viernes por la mañana sobre el campo de St Andrews, se convirtió en la protagonista del día en la segunda jornada del Abierto Británico de golf, donde el estadunidense Tiger Woods estaba en una posición muy delicada.

Dos pesos pesados del mundo del golf dijeron adiós a esta edición del 'British' con fuertes aplausos: el inglés Nick Faldo (57 años y seis títulos del Grand Slam, entre ellos tres Abiertos Británicos) y el estadunidense Tom Watson (65 años, ocho trofeos del Grand Slam, cinco de ellos de esta competición).

"Simplemente intenté decirle gracias a St Andrews. Por eso miré fijamente a los dioses del golf de St Andrews en el hoyo 17. Y pensé que gracias por todo", explicó Faldo, que estuvo a punto de no participar en la segunda jornada por una lesión en un dedo.

Tiger Woods, eliminado en el 'cut' en junio en el US Open, está en serio peligro de vivir otra desilusión. Después de una mediocre tarjeta de 76 golpes el jueves, el hombre de los 14 títulos del Grand Slam estaba un golpe sobre el par en el undécimo hoyo el viernes, cuando llegó la interrupción definitiva.

La competición había sido suspendido durante más de tres horas en la mañana del viernes.

Entre los que consiguieron terminar su recorrido estuvo el inglés Danny Willett, que presentó la mejor tarjeta (69). Con un total de 135 golpes, 9 bajo par, contaba con dos golpes de ventaja sobre un cuarteto compuesto por los estadounidenses Zach Johnson y Robert Streb, el escocés Marc Warren y el australiano Adam Scott.

El estadunidense Dustin Johnson, líder después de la primera jornada (65), conservaba un golpe de ventaja sobre Willett después del decimotercer hoyo. Su compatriota Jordan Spieth, vencedor del Masters y del US Open, estaba cinco golpes bajo par en el hoyo 13.

El mal tiempo procedente del mar del Norte ya había sido anunciado en los días anteriores y cumplió su amenaza, descargando agua con fuerza sobre Escocia.

"Todo el mundo sabe que el tiempo va a empeorar el viernes y el sábado. Así que estoy feliz por haber podido conseguir tantos birdies hoy", había declarado el jueves Dustin Johnson tras un primer recorrido en el que firmó cinco 'birdies' y un 'eagle'.