A seguir el desarrollo del rugby mexicano

México irá a los repechajes de Rugby para los Olímpicos, sin embargo, el presidente de la FMRU, Francisco Echeguren, admitió que servirán de fogueo, ya que por ahora el nivel de la selección no es el adecuado 

El rugby mexicano sigue en ascenso
El rugby mexicano sigue en ascenso (Conade)

Ciudad de México

El rugby vuelve a ser parte del programa olímpico y esas son buenas noticias para México. Luego de que había sido parte de él en cuatro ediciones (París 1900, Londres 1908, Amberes 1920 y Londres 1924), todas bajo la modalidad de 15 jugadores, ahora en Río 2016 se presentará de nueva cuenta, aunque con siete, lo que se puede convertir en un revulsivo para su práctica.

Esta novedad está resultando benéfica para este deporte, porque ha provocado que más personas se interesen en practicar esta disciplina y a más corta edad. Sin embargo, la participación de una selección mexicana para estos Juegos Olímpicos se ve muy complicada, ya que apenas hace 10 años se comenzó a tener una estructura de trabajo y con ello se está lejos de pelearle el boleto a países que tienen más tiempo en el rugby.

La selección nacional, en ambas ramas, se ha ganado el derecho de disputar los repechajes olímpicos, pero solo habrá un pase en disputa entre 16 países que lucharán por él. Por lo tanto, México tomará estos certámenes como fogueo y como parte de su preparación para continuar en crecimiento, según lo explicó el presidente de la Federación Mexicana de Rugby, Francisco Echeguren.

¿Cómo ha crecido el deporte en México?

Bueno, cuando yo lo practicaba había 120 jugadores en todo el país, eran muy pocos y era bastante cascarero, pero los últimos años ha tenido crecimiento bastante interesante; tomé la federación con mil 600 jugadores y hoy en día tenemos unos 12 mil, hemos crecido bastante en tan solo cuatro años. Además de volverse olímpico, el hecho de que haya entrado a la Olimpiada Nacional desde 2009, nos ayudó. Hoy en día hay niños que empiezan a jugar desde más chicos. Hace 10 años la selección nacional tenía un promedio de edad de 32 años y ahora es de 23, porque los chavos empiezan a jugar desde los 16 y antes lo hacían a los 22.

¿Qué posibilidades le ve a México de poder estar en Río?

Los Olímpicos tendrán 12 países participantes en cada una de las ramas, pero 11 ya están clasificados, y México estará en el último repechaje que se va a jugar 17 y 18 de junio en Mónaco para los hombres, y para las mujeres del 24 al 25 de junio en Dublín frente a potencias mundiales como Samoa y Canadá. Entonces, honestamente, es muy difícil ganar el boleto a Río, sobre todo porque el rugby es un deporte nuevo en México. Desde 1972 se practicaba, pero ya de manera regular y bien estructurado desde 2005 y competimos contra países que tienen más de 100 años de organizar eventos y de tener una federación bien armada. Aun así, el crecimiento se ha dado y eso nos tiene en un repechaje, lo que habla de que vamos por el camino correcto aunque todavía nos faltan algunos años para competirle a las potencias.

¿La idea es pensar en una clasificación para Tokio 2020 o en 2024?

Para los siguientes ciclos olímpicos hay que invertir y es un hecho que para crecer en el deporte se debe hacer eso, sobre todo en los deportes de conjunto y espero que en cuatro u ocho años podamos estar en una justa olímpica. Hay que ir paso a paso, vamos a pensar primero en los Centroamericanos de Barranquilla 2018 y después en Perú 2019. En nuestros primeros Centroamericanos (en 2010) solo participó el equipo varonil y quedó en tercer lugar, pero en Veracruz 2014 fuimos plata, en tanto en mujeres en esa edición ganaron bronce. Ahora vamos por el oro en Barranquilla.

¿En qué necesita invertir el rugby en México para su desarrollo?

En canchas no hay problema, porque jugamos en las de futbol o de americano, pero sí debemos tener mejores entrenadores en el país y no nada más en la selección nacional, porque los jugadores desde sus clubes deben estar más capacitados. Además, necesitamos fogueo, que puedan jugar contra los mejores equipos del mundo la mayor cantidad de veces posible. También necesitamos tener alto rendimiento porque es un hecho que no lo tenemos internamente y es muy difícil que lo encontremos en casa, por lo que los jugadores deben tener una beca para que se dediquen al 100 por ciento a este deporte y para entrenar todos los días.