Rivera y Sanchez lo más rescatable

Mal ganado de Pepe Marrón, descastado y sin presencia pese a su docilidad no pudieron destacar. Fermín logró una buena faena que pinchó. Juan Pablo, con algunas precauciones se vio con decisión y Macías esta perdido por sus continuas andanzas en todo tipo de ferias

Macías en la 4ta corrida de la temporada
Macías en la 4ta corrida de la temporada (Daniela M.)

Ciudad de México

Monumental México. 4a de temporada. Baja entrada, Tarde despejada sin viento con apenas 30% del aforo lo que afortunadamente se mostró poco reclamo a la indigna presencia del ganado.

Toros de Marrón de muy poca presencia.  6 de Marrón y uno de  Campo Real. Estos dos últimos de regalo, y como los regalos se agradecen, pues ustedes diran, Sin embargo el de mejor presencia fue el 8°

Juego del ganado  1o noble descastado que se dio una vuelta de campana 2o noble descastado que entraba y salía 3o obediente con muy poca presencia 4o de pobre presencia soso que se quedaba corto 5o el de más presencia 6o soso de escasa presencia 7o manso que dejo pegar pases, también de escasa presencia, 8° de Campo Real corraleado.


El hidrocálido Arturo Macías con el que abrió plaza se quedó quieto con la capa en un quite por saltilleras. De muleta tuvo muchas inconsistencias y nunca  alcanzo se sintió a gusto. Mató de estocada contraria muy deficiente. Escuchó dos avisos por su ineficiencia con la espada corta. Se retiró en silencio. Con su segundo, un toro con muy poca presencia, Macías volvió a su toreo de feria. Poco ajustado y sin llegar a los tendidos. Escuchó serios reclamos por su toreo desencantado, sumado  a la poca casta de su toro. Pinchó en su y fulminó de tres cuartos en bien sitio. Con el de regalo las cosas se le pusieron peor por su toreo de relumbrón. Mató de entera en buen sitio.

 


El potosino Fermín Rivera se mostró voluntarioso  en ambos toros. En su primero lidió a un animal de poca  presencia y exageró en el castigo en varas. Su banderillero Javier Escalante estuvo a punto de sufrir un serio percance al caerse frente del toro. Sólo está en él tomar una decisión que le ayudé a buscar una vida con menos compromiso. De muleta Fermín logró pegar muy buenos muletazos pero desafortunadamente con poca ligación. Pinchó dos veces antes de una entera contraria. Leve petición. El quinto, también castigado en exceso, trató de echarle voluntad pero el toro se quedo parado. Se tiro en todo lo alto y pincho. Mato como pudo y se retiró en silencio.


Juan Pablo Sánchez tuvo una entregada tarde. En su primero se mostró muy decoroso y desafortunadamente falló con los aceros y perdió la oportunidad de tocar pelo. Saludó su banderillero Gustavo Campos. Con el que debería haber cerrado plaza, Juan Pablo derrochó valor ante un mueble que no caminó. Se vio presionado a regalar un toro más ante el anuncio de Macías. Se vio entregado ante el toro de más presencia de la tarde, un toro de regalo de Campo Grande que no funcionó. Solo le vimos voluntad y entrega.

Mañana también hay corrida pero tememos que, ante la poca presencia de los astados, bajará la entrada.