Río no cumplirá promesa de limpiar aguas olímpicas

El índice de contaminación en la Bahía de Guanabara no disminuirá para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 

Estadio para Río de Janeiro 2016
Estadio para Río de Janeiro 2016 (Reuters)

RÍO DE JANEIRO

El máximo funcionario ambiental del estado de Río de Janeiro admitió que la promesa olímpica de reducir por 80% los niveles de contaminación que fluyen a la Bahía de Guanabara es inalcanzable para los juegos de verano del año próximo.

Andre Correa dijo el viernes que no podía proveer un estimado de cuánto las autoridades podrían realmente reducir el flujo de contaminantes a la bahía, donde se deben realizar las competencias de vela.

"¿Eliminar 80% de los contaminantes? No va a suceder", afirmó Correa, que asumió el cargo este mes.

Aún así, insistió en que no importa lo que avance el proceso de limpieza, las competencias olímpicas no serán afectadas.

"Desde el punto de vista de las olimpiadas, el punto de vista de la calidad del agua, lo que he dicho del 80% no va a afectar las áreas" de las competencias de vela. "No hay grandes riesgos de que los navegantes tengan problemas con enfermedades ni nada similar".

"No me preocupa la calidad del agua en esas áreas, me preocupa mucho más la basura flotante", dijo, y añadió que las llamadas "eco-barreras", redes colocadas en la desembocadura de los ríos para filtrar el agua antes que llegue a la bahía, "no están funcionando muy bien".

"Voy a cambiar eso", prometió.

Asociaciones de navegantes han expresado también reservaciones sobre la calidad del agua en la bahía y preocupaciones de que puedan enfermar a los atletas.

Navegantes olímpicos han descrito el área de las olimpiadas del 2016 como una "alcantarilla", quejándose especialmente del hedor en el lugar de las competencias principales, Gloria Marina, y hablando de haber tenido que esquivar sofás, esqueletos de animales y bolsas de basura. Algunos dijeron haberse enfermado tras caer al agua en la bahía.

El viernes, Correa indicó a reporteros que no estaba seguro de si se había informado a las autoridades olímpicas sobre el incumplimiento de los objetivos de limpieza.

Como la mayoría de las aguas albañales del área de Río fluyen hacia los ríos del área y entonces a la bahía, Correa estima que se necesitará una inversión de 3.800 millones de dólares para llevar alcantarillado a toda el área metropolitana. Sin un calendario para la aprobación de esas sumas, no está claro cuándo ello sucederá, añadió.

La limpieza de la bahía ha sido un punto de críticas en los preparativos olímpicos de Río casi desde que la ciudad ganó la sede en el 2009. Los ambientalistas han advertido ue el tiempo sigue pasando y no ha se hecho casi nada.