Recomiendan a embarazadas no asistir a Río 2016

Pese a que el riesgo de propagación del virus del zika durante los Juegos Olímpicos es muy bajo, la OMS recomendó a las mujeres embarazadas no asistir a la justa deportiva 

Hay "riesgo muy bajo" de propagación del zika en Río 2016
Hay "riesgo muy bajo" de propagación del zika en Río 2016 (AP)

Ginebra

Existe un "riesgo muy bajo" de que los venideros Juegos Olímpicos de Río de Janeiro aceleren la propagación del virus de zika en el planeta, dijo el martes la Organización Mundial de la Salud.

Después de convocar una reunión de sus expertos independientes en zika, la agencia de salud de la Organización de las Naciones Unidas reafirmó una advertencia previa de que sólo las mujeres embarazadas deberían de abstenerse de asistir a las Olimpiadas de verano que se realizarán del 5 al 21 de agosto en Brasil, epicentro de la epidemia actual.

Después que numerosos extranjeros manifestaron preocupaciones respecto a si los Juegos de Río de Janeiro deberían mudarse de sede o posponerse debido a la amenaza de zika, la OMS señaló que el asunto sería considerado en su reunión del martes.

El grupo de expertos admitió que reuniones masivas como los Juegos Olímpicos "pueden dar como resultado la amplificación de trasmisión", pero insistió en que "los riesgos individuales en áreas de trasmisión son los mismos, ya sea que se realice una reunión masiva o no".

El doctor Bruce Aylward, director de programas de emergencia de la OMS, dijo que el aumento de viajes a Río de Janeiro debido a las Olimpiadas sería "muy, muy marginal".

"No estoy facultado para decidir si los Juegos ocurren en Brasil o no. Es decir, sería grandioso que sí se realicen: pienso que los Juegos Olímpicos son algo grandioso, y pienso que el mundo los necesita ahora más que nunca", agregó Aylward.

El comité emitió varias recomendaciones a funcionarios brasileños y dijo que las autoridades deberían intensificar medidas de control de mosquitos "y asegurar la disponibilidad de suficiente repelente de insectos y condones para atletas y visitantes".

La semana pasada, el nuevo ministro de Salud de Brasil dijo que había "prácticamente cero riesgo" de que cualquiera de los esperados 500.000 visitantes olímpicos se infecte de zika. Algunos atletas, periodistas y visitantes han manifestado dudas respecto a asistir a los juegos.