Brasil apunta a Río 2016

El Mundial llega a su final el día de mañana, por lo que Brasil tiene en la mira la preparación y organización de los Juegos Olímpicos de Río 2016 

Alcalde de Río de Janeiro Eduardo Paes presente en el inicio de la construcción del complejo deportivo para Río 2016
Alcalde de Río de Janeiro Eduardo Paes presente en el inicio de la construcción del complejo deportivo para Río 2016 (Reuters)

BRASILIA, Brasil

Los Juegos Olímpicos de Rio 2016 serán una "prioridad absoluta" para el gobierno brasileño a partir del lunes, cuando termine la Copa del Mundo de futbol, afirmó el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) tras reunirse con la presidenta Dilma Rousseff.

"Me quedé satisfecho al constatar la confianza que la presidenta Rousseff tiene en los Juegos y lo que ellos aportarán, y fue muy bueno oír que los Juegos y su legado serán una prioridad absoluta", declaró Thomas Bach a periodistas después de la reunión del viernes en Brasilia.

"Tanto ella y su gobierno como el COI comparten las mismas prioridades. Y eso significa hacer de los Juegos Olímpicos de 2016 un gran éxito", insistió.

El COI contribuirá con 1.500 millones de dólares a los Juegos, "lo que dejará un enorme legado deportivo, económico y social", añadió Bach, según una declaración oficial del comité.

Brasil organizó el Mundial de futbol, que termina este domingo con la final entre Alemania y Argentina, en medio de fuertes críticas por el retraso en la construcción de los estadios y obras de movilidad urbana, muchas de las cuales ni siquiera se realizaron.

Pero hasta ahora, la Copa con un récord de goles, escasas protestas y clima de fiesta en las 12 ciudades mundialistas es considerada un éxito por el gobierno, la FIFA y expertos.

"Brasil puede estar muy orgulloso de la organización de esta Copa del Mundo", afirmó el presidente del COI.

El éxito en el Mundial de futbol ayudará a calmar las inquietudes sobre la organización de los Juegos Olímpicos, estimó el viernes el alcalde de Rio, Eduardo Paes.

A finales de abril, el vicepresidente del COI, John Coates, reveló que el organismo había tenido que tomar medidas sin precedentes y enviar a Rio de Janeiro a un grupo de expertos para acelerar los preparativos de cara a las Olimpiadas.

Coates llegó a decir que la organización de Rio-2016 era "la peor" que había visto en sus 40 años de experiencia.

Más tarde, sin embargo, se desdijo de sus comentarios.

Además de acelerar las obras necesarias para acoger los Juegos, la ciudad busca limpiar a tiempo la zona de la contaminada Bahía de Guanabara donde se celebrarán las pruebas de vela. La limpieza total de esta tarjeta postal de Rio no podrá ser finalizada para 2016, han indicado las autoridades.