Jefe olímpico confiado en éxito de Río 2016

Fue la primera visita de Bach al país que organizará los próximos Juegos Olímpicos de verano desde que fue electo en septiembre como presidente del COI

Thomas Bach, Presidente del COI y Dilma Rousseff, Presidenta de Brasil
Thomas Bach, Presidente del COI y Dilma Rousseff, Presidenta de Brasil (AP)

Brasilia, Brasil

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, expresó el martes su confianza en el éxito de los preparativos para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, tras un encuentro con la presidenta Dilma Rousseff.

En declaraciones a periodistas en Brasilia después del encuentro con Rousseff, Bach hizo a un lado las preocupaciones surgidas en torno a la organización de Brasil para los Juegos en Río, donde se acusan atrasos de obras y en el saneamiento de la Bahía de Guanabara y la Laguna Rodrigo de Freitas, que recibirán gran parte de los deportes acuáticos.

"Yo llegué a Brasil confiado en que los preparativos marchan bien. Después de esta reunión puedo informar que mi confianza es aún más fuerte. Estoy muy impresionado con el compromiso de la presidenta con estos Juegos y en asegurar la cooperación de todas las entidades públicas involucradas", declaró Bach a periodistas junto al ministro de Deporte, Aldo Rebelo.

En la cita, además de Rousseff y Rebelo, participaron el alcalde de Río, Eduardo Paes, el gobernador del estado del mismo nombre, Sergio Cabral, el presidente del Comité Olímpico Brasileño, Carlos Nuzman, y el presidente de la Autoridad Pública Olímpica, Fernando Azevedo e Silva.

"Ustedes me ven aquí feliz con el gran compromiso de la presidenta de Brasil y de todos los involucrados en los Juegos Olímpicos, y me ven muy confiado en que los Juegos de Rio 2016 serán un éxito", destacó Bach.

No obstante, en medio del optimismo insistió en la necesidad de no perder tiempo para preparar las justas.

Al ser consultado sobre los atrasos en las obras, el dirigente dijo que ve grandes avances en los preparativos, pero "la presidenta también dejó muy claro que el tiempo es clave y que no tenemos ni un día que perder".

El ministro Rebelo reforzó las manifestaciones de Bach al afirmar que Rousseff "reafirmó el compromiso y la determinación del gobierno de cumplir todos los compromisos relacionados con la realización de los Juegos Olímpicos y de hacer todo el esfuerzo al alcance del gobierno para cumplir la expectativa del mundo y de Brasil".

Bach tenía previsto visitar Río el miércoles para observar la marcha de los preparativos y encontrarse con los organizadores locales de los Juegos de 2016.