FIA WEC: Ricardo González va por el título

La última ronda del Campeonato Mundial de Resistencia se disputará mañana con una carrera de seis horas de duración en el trazado de Sakhir, en Bahréin

Ciudad de México

A estas alturas del año anterior, el automovilismo mexicano vivía un momento de fervor. Por un lado, en la Fórmula Uno se anunciaba la llegada de Sergio Pérez a McLaren, así como el ascenso de Esteban Gutiérrez a la escudería Sauber; en el Campeonato Mundial de Rallies, Benito Guerra Jr. conseguía el título de la división de Producción. En resumen, las cosas salían a pedir de boca.

El 2013 ha sido diferente. Guerra apenas completó una competencia en la categoría mayor del WRC, 'Checo' y Esteban no tienen asiento confirmado para la temporada 2014 y ambos quedaron fuera del top 10 del Gran Circo; sin embargo, aún existe una esperanza para que el año no termine mal para el deporte motor del país, y eso está en manos de Ricardo González, quien este sábado disputará la última fecha del Campeonato Mundial de Resistencia (FIA WEC), las 6 Horas de Bahreín, y donde él tiene la preferencia para convertirse en monarca de la división LMP2.

González, junto con sus compañeros del coche número 35 de la escudería francesa OAK Racing; el belga Bertrand Baguette y el inglés Martin Plowman, llegan a Sakhir como líder de la clasificación general con 129.5 unidades, 13 más respecto a sus coequiperos Olivier Pla, David Heinemeier Hansson, Alex Brundle. Estar dentro de los primeros cuatro le daría la corona al mexicano, la segunda para el país de un campeonato mundial de la FIA pista en más de 40 años, luego de que Pedro Rodríguez obtuvo el cetro de la misma serie en 1970 y 1971.

"Me da gusto poder llevar un campeonato mundial a casa. No lo había visto desde el punto de vista del resultado de los demás compatriotas. Si va a ser el único título, que bueno por México que este año llega a tener un gran logro internacionalmente en el automovilismo", expresó González vía telefónica para La Afición.

El mexicano tomará la largada de la última carrera desde la sexta posición, luego de que sus compañeros Baguette y Plowman registraron un mejor tiempo promedio de 1:52.377 minutos. La tripleta de Luis Pérez Companc, Nicolas Minnasian y Pierre Kaffer obtuvo la pole de la categoría con 1:50.941 minutos.

"Iniciamos el fin de semana con unas condiciones y las mismas han cambiado mucho, entonces, no pudimos poner el auto en óptimas condiciones. Lo que es claro, es que el chasis Oreca es muy superior a nuestro coche Morgan en este circuito, pero no es algo por lo que debamos preocuparnos", exclamó Ricardo, quien tiene en claro la estrategia a seguir: "habrá que cuidar el auto, manejar a revoluciones bajas, cuidarnos de los lavaderos. Estamos confiados en que con un buen ritmo estaremos listos para ganar el campeonato. Vamos a estar manejando desde una posición más cuidadosa, no tan agresiva, para evitar cualquier incidente con el tráfico. No vamos por la victoria, sino por el título".

La posición de salida no es algo que preocupe a González. En el año han consumado dos victorias, la más importante en Le Mans durante las 24 horas, una de las tres joyas del automovilismo deportivo mundial.

"El trabajo ya se hizo durante todo el año. Llegamos en una posición cómoda. Nos hubiera gustado cerrar la lucha una fecha antes, pero aún así los números están a nuestro favor. Si seguimos haciendo lo que hemos realizado no deberíamos tener ningún problema", finalizó.