Revive Tigres esperanza

Tigres regresa al triunfo en el estadio Universitario y con dos goles de Alan Pulido y otro de Danilinho, vence a Potros de Hierro del Atlante; se mantiene en la pelea por un boleto a la Liguilla

Monterrey

Tras vivir tres días de descanso el pasado fin de semana, los Tigres derrotaron 3-1 ayer al Atlante para mantener encendida la esperanza de avanzar a la liguilla gracias a dos goles en la recta final del partido.

Cuando mejor jugaban los Potros, Alan Pulido marcó el 2-1 a tres minutos del final y Danilinho agregó el tercero en tiempo de reposición para sellar el primer triunfo como local del equipo universitario en dos meses.

Alan Pulido había puesto adelante a Tigres al minuto 17 de juego pero Walter Erviti empató sobre el final del primer tiempo.

Tigres venía de una racha negativa de cuatro partidos sin ganar en El Volcán, con tres empates y una derrota. Su último triunfo había el 10 de agosto 3-1 sobre Rayados en el Clásico.

Los Potros llegaban con seis derrotas consecutivas como visitantes. Cuando parecía que sumaban su primer punto en cancha ajena, los Tigres regresaron la alegría a la tribuna.

Un centro de Édgar Pacheco fue rematado por Alan Pulido ante la mala salida de Yosgart Gutiérrez y una tibia marca de Mauricio Romero para el 2-1 al 87 de acción.

En tiempo de reposición, Lobos cedió por derecho para Danilinho quien punteó ante la salida del portero para el 3-1 que permitió el estallido de júbilo en los aficionados.

El equipo de la UANL llegó a 17 puntos y se mantuvo con posibilidades matemáticas de alcanzar el octavo lugar que ofrece un lugar en las finales.

Los Potros se quedaron con nueve puntos en el fondo de la tabla en el Apertura 2013; Gerardo Lugo inició su primer partido en la Liga como titular.

LA HISTORIA

En la primera parte los arribos del equipo universitario fueron constantes, incluso pudieron tener una ventaja de dos o tres goles.

Un remate de cabeza de Guido Pizarro en el minuto 5 aprovechó una mala salida de Yosgart Gutiérrez pero el balón pasó apenas encima del travesaño.

Un minuto después, los aficionados reclamaron al árbitro una falta dentro del área sobre Gerardo Lugo que fue trabado por Mauricio Romero y Ricardo Jiménez.

El gol de Tigres se presentó en el minuto 17con una jugada que comenzó desde el fondo.

Lucas Lobos tuvo una recepción dirigida dentro del área tras un servicio largo de Carlos Salcido; el capitán de los Tigres sacó un disparo que Gutiérrez rechazó pero en el contra remate Alan Pulido se anticipó a Romero para empujar el 1-0. Antes del minuto 20 Jorge Torres Nilo tuvo que dejar el partido por lesión para que ingresara Pepe Rivas. Lo mismo sucedió en el segundo tiempo con Walter Errviti quien se vio obligado a salir del juego.

La historia de otros partidos en la temporada parecía repetirse, con Tigres generando llegadas de peligro sin aprovecharlas, mientras los Potros tuvieron una sola llegada y marcaron la igualada.

En un despeje de Palos, Erviti aprovechó la devolución de cabeza para puntear de zurda sobre la marca de Hugo Ayala y bombearle el balón al arquero para el 1-1.

Lobos ofreció un pase al hueco a Pulido quien punteó por encima del portero pero Yosgart alcanzó a recuperar el esférico casi en la raya.

Una pared de Lobos con Danilinho dejó al brasileño con ventaja para sacar un disparo que el portero rechazó.

Atlante poco a poco comenzó a controlar el partido y cuando parecía que la desilusión invadía El Volcán, vino el centro de Pacheco que Pulido remató para su séptimo gol del año que renació la esperanza de Tigres por meterse a la fiesta grande.

Antes del silbatazo final Danilinho selló el cuarto triunfo del equipo felino en la temporada, que antes de pensar en las opciones para recta final, necesitaban ganar al Atlantes y luego pensar en los cuatro juegos restantes.

Los felinos siguen con vida.