El arma letal de Miami

No simplemente tienen en LeBron James y Dwyane Wade a dos de los mejores anotadores de la liga, cuentan con Ray Allen, quien puede resultar la diferencia, otra vez 


Ray Allen
Ray Allen (Reuters)

Ciudad de México

El Heat de Miami no hubiera ganado el bicampeonato de no ser por Ray Allen, así de contundente la afirmación. El escolta anotó un complicado triple desde la esquina derecha para empatar el Juego 6 de las Finales del año pasado y mandar a un tiempo extra, donde el Heat prevaleció. Los de Florida recibieron el séptimo partido en su duela y se alzaron con la victoria, la primera vez en cinco viajes que los Spurs perdían en una Final.

No es un secreto que el estilo de Miami está muy basado en el de San Antonio, por eso era de esperarse que alumno y maestro tarde o temprano se enfrentaran en la última instancia.

La pasada década los Spurs mostraron al mundo la importancia del tiro de tres desde las esquinas, que son los lugares en que la línea de triple está más cerca. Miami debe gran parte de su éxito a que durante las tres Finales que ha disputado (perdió ante Dallas en 2011), ha tenido a grandes especialistas en ese tipo de tiro, como Shane Battier, Mike Miller y el mismo Allen, que ha anotado la mayor cantidad de triples en la historia.

Desde la esquina en que empató el Juego 6 contra los Spurs, Allen anotó en esta temporada 32 de 68 de sus intentos para un atemorizante 47.6 porciento de efectividad. En estos playoffs ha anotado 11 de 24 desde las esquinas, no obstante, el escolta puede aniquilar desde cualquier parte de la cancha.

No solo es un tirador que es capaz de crear una oportunidad de tiro de la nada y que (como bono adicional), no necesita plantar los dos pies para ejecutar, sino que puede colarse hacia el aro y anota de media distancia (recurso que contados tripleros dominan o entienden).

Aunque tuvo un difícil inicio de postemporada ante los Bobcats de Charlotte en la primera ronda (en total 13 puntos en los primeros cuatro juegos de la barrida), es cierto que Miami no necesitó mucho de él. Muestra la dimensión de Allen, como una especie de red de seguridad que evita la caída, en el esquema del coach Erik Spoelstra.

Allen fue fundamental para derrotar a los Nets de Brooklyn en semifinales, promediando 13 tantos por juego, incluyendo ese icónico partido uno en que los tres ex jugadores de los Celtics de Boston que fueron campeones en 2008 (Paul Pierce y Kevin Garnett por Brooklyn y Allen por Miami) se atenazaban en una lucha en que Allen finalizó con 19 y sus ahora adversarios con ocho combinados.

Y en las finales del Este, ante Indiana, en el partido tres, que puso a Miami delante de la serie, anotó 13 de sus 16 tantos en el cuarto periodo y transformó un choque, hasta ese entonces cerrado, en una paliza. Este francotirador tiene la rara virtud de que no importa que haya fallado 10 oportunidades en fila, sigue intentando y es capaz de meter la siguiente decena, esa es nada menos que la confianza que apuntala al bicampeón.

En esta temporada el Heat perdió a Miller, uno de los responsables de su éxito en Finales, pero lograron traer a Rashard Lewis, el alumno más destacado de Allen en los Sonics de Seattle de las campañas 2002 a 2007. Lewis es un sniper temible y ha resultado una inversión provechosa para el Heat, ha anotado 12 de 32 tiros de tres en esta postemporada.

De manera que el rival del Sur de Florida cuenta en su equipo, tan solo para venir desde la banca, a la poderosa ofensiva de los Sonics de esa época.

Es curioso que Allen sea tan peligroso siendo solo un complemento del equipo, y en su peor campaña de promedio de puntos en toda su carrera, pero ahora es claro que si la serie de Finales llega a complicársele a Miami, éstos sin duda recurrirán al guardia tirador y a sus capacidades únicas para tomar tiros en momentos claves.

Hace un año el Heat ya estaba muerto, la banca de Spurs sonreía porque ya le habían acomodado una dolorosa derrota al proyecto de Pat Riley, habían conseguido quizá terminar con el equipo estudiado de super estrellas de la península. Luego sobrevino la explosión, el tiro imposible de Allen y todo acabó. Algo en esos Spurs murió. Sí, Allen tiene esa cualidad de devolverle el semblante a un cadáver.

Es probable que esta vez los Spurs pongan por momentos a Kawhi Leonard, su mejor defensivo, a perseguir a Allen por entre las pantallas, después de todo fue casi surrealista la forma en que los Spurs estaban a 28.2 segundos de ganar su quinto título, y el regreso del Heat, ayudado por el increíble triple de Allen, terminó por cambiarlo todo.

El problema para Spurs radica en que el Heat tiene como un extra la aportación de Allen, no dependen de ella, y si doble marcan a LeBron James o a Dwyane Wade, el balón irremediablemente llegará al jugador de 38 años, quien puede hacer daño de muchas formas, durante la campaña regular solo jugó 26 minutos, pero en playoffs es un elemento esencial y contra los Spurs lo será más, pues la banca de los texanos es la mejor de la liga, en puntos, minutos y efectividad.


Allen en playoffs

TEMPORADA EQUIPO PTS    ASIS     ROB      TTA/TTI %TT

2013-2014    Miami    9.1    1.5       0.4       24/63 .381

2012-2013    Miami  10.2    1.3       0.5       39/96 .406

2011-2012    Boston 10.7    1.0       0.9       28/92 .304

2010-2011    Boston 18.9    2.4       1.2       32/56 .571

2009-2010    Boston 16.1    2.6       0.9      56/145 .386

2008-2009    Boston 18.3    2.6       1.1      35/100 .350

2007-2006    Boston 15.6    2.7       0.9      55/139 .396

2005-2004    Seattle 26.5   3.9        1.3      31/82 .378

2000-2001    Milwaukee25.1 6.0      1.3      57/119 .479

1999-2000    Milwaukee 22.0 2.6     1.6       10/26 .385

1998-1999 Milwaukee 22.3  4.3       1.0       9/19 .474

Allen en finales

AÑO EQUIPO RIVAL PPJ TTA/TTI %TT

2008 Boston LALakers 20.3 22/42 .524

2010 Boston LALakers 14.6 12/41 .293

2013 Miami San Antonio 10.6 12/22 .545

La Frase

"Ray Allen nos hizo sufrir varios años, por eso es genial tenerlo de nuestro lado ahora".

Erik Spoelstra

Coach de Miami