Rabo a Hermoso en la tarde de Ponce

El Juez premió en exceso a Pablo. Tres faenas diferentes del Maestro de Chiva que cortó una oreja. Payo toreó solo un toro pues recayó de un mal intestinal. Fermín Rivera requiere una renovación o cambio de chip para seguir rodando en el medio. 

Pablo Hermoso de Mendoza
Pablo Hermoso de Mendoza (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

Ciudad de México. 20° de Temporada y última. Faltó poco para el lleno total dos toros de los Encinos (1º y 5º) y seis de Teófilo Gómez. 1º feo de presencia y descastado 2º débil, noble y gordinflón 3º noble y bueno 4º noble y repetidor 5º extraordinario. Recibió arrastre lento 6º bueno. También lo arrastraron lento 7º no entendido 8º rompió a bueno. La cuadra de caballos se puso en evidencia esta tarde como lo fue toda la temporada, un fracaso.

Interesante como larga tarde dilatada por las veces que el caballista pidió regaran el ruedo. Después de una eternidad para iniciar la corrida salió el primer toro muy feo de presencia, que se prestó para el lucimiento de Pablo Hermoso de Mendoza con sus elegantes cabalgaduras. Estuvo entre altibajos y mató pésimamente. Se retiró en silencio. Con su segundo las cosas le salieron muy bien, lució enormidades en todas las suertes que realizó. Mató de estocada entera y el Juez confundió una plaza de trancas con la Monumental, regaló un rabo donde fue abucheado al dar la vuelta. Todos los excesos son malos; también lo son en las plazas de toros.

El de Chiva Valencia Enrique Ponce se lució, logró realizar tres faenas con diferente calibre, toreó con el arte que le caracteriza. En su primero la debilidad del toro no le permitió lucir ya que su gordinflón en turno rodaba frecuentemente por la arena. Tuvo dificultades con el uso de los estoques y escuchó un aviso. Con su segundo estuvo extraordinario. Se engolosinó toreando con excelente majeza y sobrado de sí mismo. Falló de nuevo con los aceros y dio vuelta al ruedo a petición del público. Tuvo que matar el toro que cerró plaza y la temporada por los inconvenientes de salud de El Payo. Enrique consintió al toro y éste se fue a más logrando arrancar muletazos de escándalo que pusieron a la gente de pie. Falló de nuevo con los aceros pero eso no mermó en nada la entrega del público donde el juez le concedió una oreja. Se retiró entre un clamor que hace tiempo no se veía.. Esta plaza late con el corazón de Ponce.

El sobrino de Curro, Fermín Rivera parece que no evoluciona a pesar de que es un torero poderoso y capaz. Tuvo toros a modo pero no convenció ni a su apoderado quien se mostraba preocupado desde el callejón. No ligó los pases y se encimó en demasía. Requiere otro tipo de rodaje y conseguir un maestro más moderno que lo asesore y dejé de desajustarse en cada pase. Es una joya en bruto que necesita pulirse.

El Payo toreó bastante bien en el único toro que pudo lidiar. Pegó muy buenos muletazos. Tuvo serios inconvenientes de salud que le impidieron salir al ruedo en su segundo toro. Ligó pases hermosos y dominadores con su sabia muleta. Merece inaugurar la próxima temporada, claro ya repuesto de salud.

Termina hoy esta Temporada y se abrirá la Plaza hasta las novilladas. Envíanos el pésame a la familia de José Manuel.