Preocupa a Brasil que EI promueva atentados en Río 2016

Los informes de inteligencia alertaron que existe un "factor de riesgo" que no puede ser desdeñado por el gobierno, que hasta ahora no ha manifestado preocupaciones relacionadas con posibles atentados terroristas en territorio nacional.

Juegos Olímpicos de Río 2016
Juegos Olímpicos de Río 2016 (Reuters )

RIO DE JANEIRO, Brasil

La principal preocupación del gobierno brasileño con respecto a la organización de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 es la posibilidad de que el grupo terrorista Estado Islámico (EI) lleve adelante atentados durante la cita, reporta hoy el diario "O Estado de Sao Paulo".

El rotativo alude a informes de los servicios de inteligencia locales que indican que el grupo extremista intenta reclutar a jóvenes brasileños con el fin de que actúen como "lobos solitarios", nombre dado a los seguidores del EI que no integran las listas de terroristas internacionales, condición que los ayuda a movilizarse sin ser detectados.

Según el rotativo, los informes de varios sectores de la inteligencia brasileña fueron entregados a la presidenta Dilma Rousseff y advierten que "el mayor riesgo al día de hoy", de cara a Río 2016, son "las manifestaciones y huelgas; y la mayor preocupación es el terrorismo".

A raíz de los informes, el Palacio del Planalto, sede de la Presidencia, dispuso que su Gabinete Civil sea el que coordine el debate interno sobre el tema, en el contexto de los preparativos hacia la cita deportiva.

Los informes de inteligencia alertaron que existe un "factor de riesgo" que no puede ser desdeñado por el gobierno, que hasta ahora no ha manifestado preocupaciones relacionadas con posibles atentados terroristas en territorio nacional.

El reporte añade que policías europeos ya estuvieron en Brasilia el mes pasado para intercambiar informaciones al respecto con el gobierno sudamericano.

Los Juegos de Río 2016 tendrán lugar en agosto del año próximo. Las competiciones se concentrarán en la capital fluminense, pero los partidos de fútbol serán realizados, además de en Río, en otras cinco ciudades.