El año que dejó un poco de todo

El 2015 fue un año agridulce en el deporte amateur nacional, los pleitos entre las autoridades opacaron las pocas alegrías que se produjeron

El 2015 dejó de todo en el mundo deportivo
El 2015 dejó de todo en el mundo deportivo (Mexsport)

Ciudad de México

El deporte amateur nacional en 2015 tuvo momentos de alegrías, escándalos, pleitos y decepciones, en un año donde se celebraron varios Campeonato Mundiales, y que incluyó los Juegos Panamericanos de Toronto, evento prioritario para Conade.

Éste es un panorama general de lo que se vivió en las diversas disciplinas:

MENOS MEDALLAS

El 2015 fue de Mundiales, pero México lució poco en el podio, ya que solo el taekwondoín Saúl Gutiérrez (bronce), los clavadistas Germán Sánchez e Iván García (plata) y el saltador de altura Jonathan Paredes (plata), obtuvieron preseas. Eso significa un retroceso, ya que en 2013, inicio de ciclo olímpico, se lograron 13 medallas en estos eventos.

"La gente ya se está acostumbrando a que los clavados den buenos resultados en los Mundiales y se debe al trabajo que se hace con la federación, los entrenadores y clavadistas, hay una buena comunicación y todos queremos que sigan esos resultados", declaró Germán Sánchez.

SE PIERDE UN LUGAR

Dentro de las decepciones están los Juegos Panamericanos porque la delegación mexicana perdió terreno ante Colombia.

Nuestro país asistió a esa justa con el doble de presupuesto que los sudamericanos y en Toronto cayó un lugar, volvió a ocupar el sexto sitio en el medallero general, algo que no pasaba desde la edición de Winnipeg 1999.

En este certamen México obtuvo 22 medallas de oro, 30 de plata y 43 de bronce y no se pudo superar la mejor actuación que ha tenido una delegación en esta justa, en la edición de Mar de Plata 1995 con 23 de oro, 20 de plata y 37 de bronce.

Sin embargo, Conade indicó que el país hizo historia en el total de medallas, ya que en Toronto se consiguieron 95, por 80 en Mar de Plata.

ESCÁNDALOS

Entre los escándalos en el deporte amateur sobresale el que protagonizó la nadadora Fernanda González cuando no quiso ponerse el uniforme oficial de la delegación mexicana en los Panamericanos, al argumentar que no le permitía desenvolverse adecuadamente en las competencias; por lo tanto, participó con el uniforme de la marca que la patrocina, lo que ocasionó que el Comité Olímpico Mexicano le pidiera cuentas, para imponerle una sanción, la cual quedó en una llamada de atención.

Otro caso fue el de la halterista Cinthya Domínguez, quien en Toronto no salió a competir, luego que se le encontrara un dopaje positivo.

PROBLEMAS DE ESCRITORIO

Los pleitos en el deporte no podían faltar y lo más destacado fue el conflicto entre la Conade y las federaciones nacionales.

El organismo que dirige Alfredo Castillo empezó a poner orden en la manera de comprobar el uso del recurso federal; sin embargo, lo que ya no les pareció a las Asociaciones es que la Conade interviniera en procesos selectivos y en pedir su desconocimiento ante las federaciones internacionales.

Esta situación provocó que las federaciones nacionales acudieran con el Comité Olímpico Mexicano para escribir una carta al Comité Olímpico Internacional (COI), donde se acusaba al gobierno de injerencia en ellas.

Dicho proceso provocó que México fuera amenazado por el COI que de no terminar con esa intervención gubernamental podría ser desafiliado y los atletas aztecas tendrían que competir en los siguientes Olímpicos de Río 2016 bajo la bandera blanca.

Una problemática que no llegó a ese extremo, ya que la Secretaría de Educación Pública intervino para que se terminara con este conflicto y todo quedara igual a como empezó.

NOTAS POSITIVAS

Por otra parte, también hubo alegrías individuales en el deporte amateur, como el nado sincronizado, equipo que derrotó por primera vez a Estados Unidos en una justa panamericana, donde lograron dos medallas de plata, mientras que en el Mundial se colocaron dentro de los primeros diez lugares, tanto en dueto como en equipo.

Otro caso fue el del triatleta Crisanto Grajales, quien obtuvo la primera medalla de oro en esa disciplina para nuestro país en el certamen continental y se colocó dentro de los primeros cuatro del mundo, lo que lo convierte en un candidato para dar la sorpresa en Olímpicos.

En abril también se dio un cambio de administración en Conade, luego que Jesús Mena fue cesado del cargo en el organismo y su lugar lo ocupó Alfredo Castillo. La gota que derramó el vaso fue que México perdiera la organización de los Campeonatos Mundiales de Natación en 2017, por falta de presupuesto.